Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió el jueves con los líderes de Suecia y Finlandia después de que las dos naciones dejaron de lado su neutralidad de larga data y pidieron unirse a la alianza de la OTAN en respuesta a la invasión a Ucrania por parte de Rusia.

Horas antes de su primer viaje a Asia como presidente, Biden se reunió con la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y el presidente finlandés, Sauli Niinistö, en la Casa Blanca para discutir sus solicitudes para la OTAN.

“Este es un evento histórico, un momento decisivo en la seguridad europea. Dos naciones con una larga tradición de neutralidad se unirán a la alianza defensiva más poderosa del mundo”, dijo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

Biden ha convertido la unión de Europa contra la invasión a Ucrania en una prioridad. Turquía ha planteado dudas sobre la inclusión de Finlandia y Suecia en la alianza, pidiendo a Suecia que deje de apoyar a los militantes kurdos que considera parte de un grupo terrorista y que ambos levanten sus prohibiciones sobre algunas ventas de armas a Ankara.

Sullivan dijo a periodistas que funcionarios estadounidenses confían en que se puedan abordar las preocupaciones de Turquía, y Biden dijo en conferencia de prensa: “Creo que estaremos bien”, en relación al tema.

Los 30 miembros de la OTAN deben aprobar cualquier nuevo participante. El presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo en un video publicado en su cuenta de Twitter el jueves que Turquía les había dicho a sus aliados que rechazaría la membresía de Suecia y Finlandia.

La reunión de Biden se produce cuando busca la aprobación del Congreso de los Estados Unidos por 40.000 millones de dólares en ayuda a Ucrania, a fin de proporcionarle armas y asistencia humanitaria hasta septiembre.

Funcionarios estadounidenses dijeron el miércoles que Estados Unidos ha recopilado información de inteligencia que muestra que algunos funcionarios rusos saben que se están cometiendo abusos contra los ucranianos en Mariúpol.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

“Algunas autoridades rusas reconocen que, a pesar de afirmar ser ‘libertadores’ de Mariúpol, las fuerzas rusas están cometiendo graves abusos en la ciudad, como golpear y electrocutar a representantes y robar viviendas”, dijo un funcionario, citando documentos desclasificados de inteligencia.

A los funcionarios rusos les preocupa que estos abusos “puedan inspirar aún más a los residentes de Mariúpol a resistir la ocupación rusa”, dijo el funcionario.

El Kremlin no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios y Reuters no pudo verificar la afirmación sobre datos de inteligencia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Gasolina petróleo crudo gas
China negocia comprar crudo a Rusia para sus reservas estratégicas
Por

El crudo se usaría para llenar las reservas estratégicas de petróleo de China y se están llevando a cabo conversaciones...