Ahora que Michael Bloomberg ha terminado su carrera presidencial, los que más se han alegrado de la decisión no pertenecen a la campaña de Joe Biden, sino es el personal de  Bloomberg News (agencia internacional de noticias con sede en Nueva York), en especial sus periodistas.

¡Si él gana, nos quedamos sin trabajo! Este fue el estribillo entre los empleados de Bloomberg News desde que su jefe anunció su candidatura a la Casa Blanca en noviembre. La medida provocó ansiedad porque, como en todas las redacciones, el equipo de Bloomberg News estaba sujeto a estrictos estándares de imparcialidad y a diferencia de sus competidores, también existía la regla de que el medio no cubría únicamente a “Mike” (como se le conoce internamente al multimillonario). Eso creó una ola de incertidumbre en el ejército de 2,700 periodistas que sabían que estarían fuera del campo de batalla al menos al cubrir al candidato presidencial líder.

Bloomberg News es una pequeña parte de Bloomberg LP (compañía privada de finanzas, software, datos y medios con sede en Manhattan) que obtiene la mayor parte de sus 10.5 mil millones de dólares (mdd) en ingresos anuales por la venta de datos financieros, sin embargo, es la parte de más alto perfil de la empresa y la más afectada por las ambiciones políticas de Bloomberg.

Cuando Bloomberg anunció su entrada a la contienda electoral, John Micklethwait, editor en jefe de Bloomberg News, estableció una serie de reglas que los periodistas debían seguir. Entre ellas destaca cómo se cubriría la carrera presidencial, se asignaría a un periodista para que siguiera los pasos de Bloomberg, sin embargo, no lanzaría ninguna investigación sobre el candidato o sus rivales. Luego del cambio de ruta que deja fuera a Bloomberg, ya no habrá estas limitaciones para los reporteros.

“Significa un alivio para la redacción. Los periodistas hubieran podido continuar informando sobre los resultados de las primarias, incluso si  Bloomberg hubiera continuado, pero en algún momento se hubiera tornado complicado”, opina Kyle Pope, editor en jefe de Columbia Journalism Review.

Te puede interesar: Elizabeth Warren abandona la carrera presidencial; deja camino libre a Sanders y Biden

El mismo Micklethwait reconoció que la situación era complicada. “No tiene sentido afirmar que cubrir esta campaña presidencial sería sencillo y menos para una redacción que ha construido su reputación independiente, al no escribir sobre sí mismo ni tampoco sobre nuestra competencia directa”, declaró en un memorando obtenido por The New York Times.

Sin embargo, debajo de toda esa integridad periodística había una agitación drástica que preocupaba a los reporteros. Bloomberg estaba dispuesto a vender toda la compañía si ganaba, decisión que generó preocupaciones de que el negocio de las noticias se depositaría en un fideicomiso ciego.

“Aquí hay muchas personas que están muy satisfechas con su suerte en la vida y no están felices con la idea de que las cosas podrían cambiar”, explica un miembro del personal.

Reporteros

Foto: Pexels/Brett Sayles

Ante esto, Micklethwait envió un comunicado al personal el miércoles por la tarde, prometiendo que la redacción volvería a la cobertura normal de las elecciones: “Difundiremos el apoyo financiero de Mike a otros demócratas, tal como lo hemos hecho siempre, donde es relevante hacer notar su aportación económica para las causas políticas”.

Susan McGregor, directora asistente del Centro Tow para Periodismo Digital, de la Universidad de Columbia, comenta que dentro del espectro de la parcialidad, la cobertura no se va a evaporar de inmediato. “Puede ser fácil para los republicanos criticar cualquier cosa que Bloomberg News haga con la muy pública postura anti-Trump de Bloomberg y ahora bien difundida. Sin embargo, Bloomberg se estaba ejecutando bajo un fin particular, el periodismo es un negocio de credibilidad y tener a la persona cuyo nombre está en la puerta y que también se postuló para un cargo de este tipo, representa un desafío. Y eso es algo con lo que ningún periodista quiere lidiar”, explicó McGregor.

Un portavoz de Bloomberg LP no respondió de inmediato una solicitud de comentarios.

También lee: Pete Buttigieg abandona campaña presidencial demócrata en EU

 

Siguientes artículos

Elizabeth Warren abandona la carrera presidencial; deja camino libre a Sanders y Biden
Por

La senadora Elizabeth Warren podría no dar su respaldo a Bernie Sanders, con quien coincide en visiones políticas, por e...