Pese a que hoy en día la Banca Digital ha revolucionado casi por completo la forma en que realizamos nuestras operaciones bancarias sin acudir a una sucursal, aún existen transacciones y trámites que debido a sus características o por seguridad deben llevarse a cabo directamente en ellas.

Si bien por el manejo de cuentas grandes de dinero, o para la aclaración de movimientos no reconocidos, es necesario que un ejecutivo de cuenta nos asista personalmente y de forma física en sucursal.

Es importante blindarnos. Cuando somos víctima del robo de nuestra tarjeta, o nos la clonaron la cancelación blinda el mal uso de la misma por personas ajenas a nosotros. La disposición de nuestros recursos financieros puede efectuarse única y exclusivamente mediante nuestra visita a sucursal, lo cual no necesariamente representa un tiempo prolongado para lograrlo.

En sucursal, el tiempo de espera se encuentra optimizado y verificado por ejecutivos de nuestro banco. BBVA Bancomer posee la infraestructura suficiente y el personal capacitado para atender nuestras necesidades cuando visitamos sucursal, a través de un alto servicio personalizado en el que la eficiencia de tiempo en la resolución de problemas es prioridad absoluta.

PUBLICIDAD

Además de hacer una inversión notable en el tema tecnológico (como la aplicación Bcom) y  en remodelar sus sucursales, BBVA Bancomer también mejoró al máximo su servicio al cliente en sucursal, para recompensar la lealtad que se tiene con la institución.

El resultado es la superación de las expectativas. Si bien existen protocolos que seguir, respuestas predetermindas para que se le brinde el servicio adecuado al consumidor, lo cierto es que todo funciona en aras de su seguridad y beneficio, y no impide que la experiencia física no sea satisfactoria, sin importar el grado de dificultad de la situación del cliente.

Vivimos tiempos de aceleración en la tecnología y su traducción en una vida más práctica, si bien BBVA Bancomer ha sabido incorporar al máximo estas bondades, no deja de lado la importancia que implica el trato cara a cara, personalizado y amable sin perder un ápice de eficiencia. La entidad conoce además la preferencia de algunos por el contacto y la interacción humana.

La tecnología no se encuentra peleada con la visita a sucursal y ésta seguirá siendo un referente de eficiencia y vanguardia bancaria por el ángulo que sea vista. Enfocarnos en un mejor servicio es prioridad para BBVA Bancomer, y asegurar todos sus rubros ante las eventualidades del cuentahabiente son parte esencial de sus políticas de servicio.

Es un reto convertido en contundencia ver que hoy en día los usuarios que acuden a una sucursal pueden encontrarse con una infraestructura bancaria más agradable y pertinente, a la medida, en donde el tiempo que pasan haciendo trámites o resolviendo dudas es realmente mínimo. También el acceso a instalaciones de primer nivel detonan un ambiente familiar, de confianza, al tiempo que conocen más sobre los servicios y ventajas de ser tarjetahabiente de su banco.

 

Siguientes artículos

Banco de Londres, México y Sudamérica, el primer banco comercial de México
Por

Hasta antes de 1864 no existía en nuestro país banca porque no existía intermediación bancaria, aunque sí se realizaban...