El Banco de México mantuvo la tasa clave en 3.0%, tal como esperaba el mercado, en su última decisión del año sobre política monetaria.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

El Banco de México (Banxico) dijo el viernes que la depreciación que ha sufrido el peso, que está operando en sus mínimos de dos años y medio, podría representar un riesgo al alza para la inflación en medio de un deterioro del balance de riesgos para la economía.

En su comunicado de política monetaria, el banco central dijo, sin embargo, que la evidencia de años demuestra que el traspaso de movimientos cambiarios a los precios es bajo y que su efecto sobre la inflación tiende a ser transitorio.

“La depreciación sostenida de la moneda nacional podría representar un riesgo al alza para la inflación, si bien dicho riesgo se compensa en parte por la holgura prevaleciente en la economía”, dijo el comunicado.

El peso mexicano se ha desplomado un 5.7% desde mediados de noviembre hasta la fecha, golpeado por la expectativa de una pronta alza de tasas de interés en Estados Unidos y más recientemente por una caída del precio internacional del petróleo.

En tanto, la inflación de México se ubicó en un 4.16% anual hasta la primera quincena de noviembre, por arriba de la meta del instituto emisor, del 3% +/- un punto porcentual.

El banco mantuvo su tasa de interés clave en 3%, tal como esperaba el mercado en su última decisión del año sobre política monetaria.

 

Siguientes artículos

Los músculos económicos de Latinoamérica
Por

Sectores estratégicos, como el de la construcción, serán los que definan el crecimiento de las economías en 2015: especi...