Después de que los legisladores de oposición acusaran medidas “inhumanas” en contra del personal que trabaja en la Cámara de Diputados, la secretaría general de San Lázaro se pronunció al respecto y precisó no se trata de retirar cafeteras, hornos de microondas y refrigeradores de las diversas áreas del recinto legislativo, sino de revisarlos por cuestiones de seguridad.

En la víspera, las bancadas del PAN y del PRI señalaron que, como parte de la austeridad republicana promovida por el Ejecutivo federal, se anunció esa medida que calificaron de “inhumana” -según dijo el legislador panista Jorge Arturo Espadas- e “injusta” para los trabajadores que utilizan esos electrodomésticos para conservar y calentar sus alimentos.

A través de un comunicado, la secretaria general de la Cámara de Diputados, Graciela Báez Ricárdez, negó que se haya establecido la adopción de medidas para prohibir el uso de aparatos como cafeteras u hornos de microondas; y explicó que solo se revisarán dichos equipos electrodomésticos para establecer cuáles de ellos constituyen un riesgo para la seguridad del recinto.

“Con apego a directrices de protección civil, se realizarán en los próximos días una revisión de todos los equipos con el fin de evitar siniestros derivados de la sobrecarga de energía eléctrica”, recalcó.

Sin embargo, en una circular emitida por la Cámara de Diputados se advierte que: “Se hará la revisión de los equipos electrodomésticos en áreas administrativas y/o legislativas retirándolas derivado del consumo adicional de energía que es cubierto en su totalidad por la Cámara de Diputados, lo cual genera un gasto no previsto”.

Esto como parte de un programa de ahorro de energía que incluye reducir el uso de luminarias de áreas comunes al “Mínimo indispensable”.

Con información de Notimex.

 

Siguientes artículos

Arranca discusión en Senado para ratificación del T-MEC
Por

Se prevé que la ratificación del acuerdo comercial sea votada de forma unánime.