DW.-  Las ferias son lugares de encuentro por excelencia, también para los portadores de virus. Los visitantes de muchos lugares se reúnen en un solo lugar para conversar, observar los productos, firmar contratos. Mucho va de mano en mano, besos aquí, besos allá, apretón de manos, docenas de veces al día. No es de extrañar que cientos de ferias en todo el mundo se suspendan para no exponer a los visitantes y expositores al peligro de contraer el Covid-19.

Las cancelaciones comenzaron con la feria de comunicaciones móviles más grande del mundo, la World Mobile Congress, en Barcelona. Luego le tocó el turno a la Feria Internacional de Turismo (ITB en Berlín), al Salón del Automóvil de Ginebra, de vino, de artesanos, ferias de libros en Bolonia, París y Leipzig, pequeñas y grandes ferias. Hasta ahora, a principios de marzo, se han anulado alrededor de 400 ferias en todo el mundo.

Lee también: Crisis del coronavirus obliga a cancelar el Mobile World Congress de Barcelona

410 millones de participantes

Solo en Europa hay más de cien ferias canceladas. Las autoridades en Suiza son particularmente estrictas. Se prohíben todos los eventos con más de mil personas. Hasta ahora, la mayoría de las cancelaciones se han producido en Asia, pero las de Alemania también son drásticas por las cifras: con 410 millones de participantes, es el segundo país de del mundo, después de EU, donde se celebran más conferencias.

A menudo se trata de grandes cifras y mucho dinero. Se dice que el fracaso de la World Mobile Congress le supone a Barcelona 500 millones de euros en volumen de negocios. Este año se esperaban 280,000 visitantes a la Feria del Libro de Leipzig, 2,500 expositores se habían registrado. En 2019, según los organizadores, se firmaron acuerdos por 7,000 millones de euros en la ITB en Berlín.

¿Y los constructores de ferias, las grandes compañías de automóviles, los pequeños viticultores, artesanos y editores que han reservado un estand? ¿Quién lo paga? ¿Y quién compensará a los organizadores de la feria que ponen a disposición los pabellones, el personal y la logística?

Sin pedidos

Las primeras respuestas provienen de los constructores de estands para los expositores. “Si se cancela una gran feria comercial, se abre un gran agujero en los libros de pedidos”, dijo Jan Kalbfleisch, de la asociación sectorial Famab. Según un primer informe, el daño causado por las cancelaciones asciende a 426 millones de euros. Muchas empresas, según Kalbfleisch, se enfrentan ahora a la pregunta: “¿Cómo sobrevivirán los próximos meses?”.

La mayoría de los expositores pueden respirar tranquilos, al menos en lo que respecta a los costos del estand. Después de la cancelación de la Feria del Libro de Leipzig, la Asociación Bursátil de Comercio de los Libreros Alemanes declaró: “El dinero para el estand de exhibición será devuelto, porque la Feria del Libro fue cancelada oficialmente”.

Como norma, esto también se aplica a otras ferias comerciales, según el Comité de Exposiciones y Ferias Comerciales de la Economía Alemana (AUMA): “Si se cancela un evento, el contrato debe llevarse a cabo teniendo en cuenta las condiciones de participación”, dijo Silvia Bauermeister de AUMA a DW, “con el resultado de que las reservas ya pagadas, como los costos del estand, generalmente se reembolsan”. Pero nadie se hace responsable de las pérdidas de los organizadores de la feria.

Según el Instituto de Investigaciones Económicas (Ifo) de Munich, los expositores y visitantes de las ciudades alemanas de ferias gastan 14.500 millones de euros al año. Después de todo, hay 185 ferias industriales de cierta importancia solo en Alemania. Muchos expositores que ya pagaron el billete de avión o tren y el hotel, no podrán recuperar su dinero.

Eurocopa y Olimpiadas

Y luego están los enormes eventos, como la Eurocopa y las Olimpiadas. ¿Qué sucederá si hasta entonces, el Covid-19 sigue expandiéndose por el planeta? Hace unas semanas, los organizadores pusieron nombre a los costos del gran evento en Japón: 12,400 millones de dólares. El grupo Discovery pagó 1,4oo millones de dólares solo por los derechos de televisión en Europa. No hay problema, el director financiero de Discovery, Gunnar Wiedenfels, dijo a la revista Variety: Una cancelación “no tendría un impacto negativo en nuestras finanzas”. Se firmó un seguro por si acaso.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

HP rechaza de nuevo una oferta de compra de Xerox
Por

El fabricante de impresoras elevó su oferta el mes pasado en 2 dólares, a 24 dólares por acción, tras el rechazo a sus a...