El multimillonario Carl Icahn se incorporará al grupo de asesores especiales del presidente electo Donald Trump en temas regulatorias, y tendría un rol clave para la selección del próximo jefe del regulador bursátil (SEC, por sus siglas en inglés).

Icahn, de 80 años, es un nombre muy conocido en Wall Street, que durante décadas se dedicado a hacerse con participaciones en grandes empresas y forzar cambios en ellas; además de que es considerado uno de los inversores más influyentes del mundo, cuyas opiniones son muy seguidas en los mercados financieros.

“Carl estuvo conmigo desde el principio y, siendo uno de los mejores hombres de negocios del mundo, fue algo que realmente aprecié”, señaló Trump en un comunicado.

“No es solo un negociador brillante, sino también alguien con una capacidad innata para predecir el futuro, especialmente en lo que se refiere a las finanzas y las economías”, agregó.

PUBLICIDAD

El equipo de transición de Trump señaló que el hombre de negocios no cobrará por sus servicios, y dado que no se trata de un puesto oficial del gobierno, Icahn podrá mantener sin problemas sus negocios.

Según el presidente electo, el apoyo del inversionista será clave ante las “regulaciones estranguladoras” que afectan a la economía, que de acuerdo con Icahn, citado en el comunicado, bajo el presidente Barack Obama “los empresarios de EE.UU. han sido dañados con más de un billón de dólares en nuevas regulaciones y más de 750,000 millones de horas tratando con papeleo”.

Además, Trump nombró a Peter Navarro, un economista que ha instado a una postura más dura con China, para el recientemente formado Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca.

 

Siguientes artículos

Randi Zuckerberg, la mujer que dejó Facebook para perseguir sus sueños
Por

Cambia todo en tu vida de una vez por todas, hazlo frecuentemente, dice la hermana del fundador de Facebook, quien le ay...