Cerca de 1.800 familias inmigrantes fueron separadas en la frontera entre México y Estados Unidos desde octubre de 2016 hasta febrero de este año, según un alto funcionario del gobierno, ya que el presidente Donald Trump implementó políticas más estrictas de cumplimiento de la frontera.

Las cifras son la primera divulgación completa por parte de la administración de cuántas familias se han visto afectadas por las políticas, de acuerdo con Reuters.

En mayo, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció una política de “tolerancia cero” en la que todos los detenidos que ingresen ilegalmente a los Estados Unidos serían acusados ​​penalmente, lo que generalmente lleva a que los niños sean separados de sus padres.

Inmigrantes y defensores de los niños, legisladores demócratas y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han condenado la práctica de separar familias en la frontera, pero la administración ha defendido sus acciones diciendo que está protegiendo a los niños y dejando claro que los que cruzan la frontera ilegal serán procesados ​​independientemente de sus circunstancias familiares.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Huracán Aletta se intensifica a categoría 4
Por

El primer huracán de la temporada se convirtió en categoría 4 con vientos sostenidos de 220 kilómetros por hora y rachas...