La Comisión Federal de Electricidad (CFE) envió a Carso Gasoducto del Norte una solicitud de inicio de arbitraje para anular ciertas cláusulas del contrato de gasoducto Samalayuca–Sásabe.

El pasado 23 de septiembre de 2015, la empresa productiva del Estado y la compañía del empresario Carlos Slim celebraron el Contrato para transporte de 472 millones de pies cúbicos diarios.

El ducto se encuentra en construcción corre entre los estados de Chihuahua y Sonora, por un período de 25 años.

Este arbitraje es el segundo que presentó CFE. El primero fue para el gasoducto marino Texas-Tuxpan construido por IEnova yTC Energy, sotuación que reclamó incluso la Embajada de Canadá a México.

Las cláusula referidas establecen que si el contratista se ve imposibilitado, pese a sus esfuerzos,a recibir alguna autorización gubernamental para cumplir con sus obligaciones contractuales, CFE deberá pagar una suma igual al cargo fijo por capacidad, un esquema internacional

En febrero, el director general de CFE, Manuel Bartlett, dijo que en 2018 pagó 5,000 mdp y este año pagará 16,000 mdp por este concepto.

El gasoducto aún se encuentra en proceso de construcción.

“CGN está actualmente analizando el contenido de la solicitud de arbitraje recibida y su fundamento legal”, detalló la compañía en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Carso Gasoducto Norte es una subsidiaria indirecta de Grupo Carso, que pertenece al hombre más rico del país, con una fortuna 62,000 millones de dólares, según Forbes México.

Lee también: 

IUSA y Conymed arrasan en licitación de medidores para CFE, pese a acusaciones monopólicas

 

Siguientes artículos

Videojuegos, daño colateral de la guerra comercial entre EU y China
Por

Microsoft, Nintendo y Sony se han visto obligadas a unir fuerzas para mostrar su descontento con la guerra económica de...