El salario real en China, que ha sido considerado por mucho tiempo como uno de los países más baratos para producir, es incluso mayor al que reciben los mexicanos, de acuerdo con datos citados por Oxfam, la organización internacional que realiza labores humanitarias en el mundo.

“Aunque la productividad en México ha aumentado, como es el caso del sector manufacturero, los salarios no han crecido. Y la participación de los salarios en el ingreso total del país ha disminuido. México compite en el mercado internacional a través de mano de obra barata, manteniendo los salarios muy bajos”, comentó Diego Vázquez, gerente de investigación de Oxfam México, durante la presentación de un decálogo contra la desigualdad.

A finales de 2017, se aprobó el incremento del salario mínimo en México a 88.36 pesos diarios, es decir, 8.32 pesos más por día.

Lee: ¿Dónde estarán los buenos salarios en 2018?

PUBLICIDAD

El especialista agregó que los salarios en México se han quedado rezagados, ya que aproximadamente 7.5 millones de personas en el país reciben un salario mínimo, lo que equivale al 14% de la población ocupada en el sector formal.

“El gran problema es que aunque la gente tenga acceso a un empleo, incluso formal, ya no garantiza que se pueda salir de la pobreza”, señaló.

Por ejemplo, en un hogar urbano con un promedio de 3.7 personas, en el que ambos padres trabajan por dos salarios mínimos cada uno, todavía está por debajo de la línea de bienestar, lo que significa que la actual política salarial no está enfocada en mejorar el poder adquisitivo y acabar con la pobreza.

Además, los mexicanos trabajan jornadas completas por un salario mínimo que es insuficiente para salir de la pobreza.

Te puede interesar: En México trabajamos más horas, pero somos menos productivos

Por lo anterior, el organismo presentó propuestas de políticas públicas para combatir la desigualdad en México, las cuales se encuentran en su página y también se mostrarán a los candidatos presidenciales.

“Se trata de moverse hacia un país más justo y creemos que es notable la percepción de injusticia en este país. El decálogo es el inicio de una agenda de políticas públicas que se marca en el contexto electoral, pero que va más allá”, comentó Ricardo Fuentes-Nieva, director ejecutivo de Oxfam México.

El decálogo contiene lo siguiente:

  1. Consolidar un sistema de seguridad social universal efectivo.
  2. Incrementar los recursos de las cinco entidades federativas más pobres del país,  para mejorar la infraestructura escolar, construir nuevos hospitales y aumentar las becas para estudiantes de bajos ingresos, sobre todo en el nivel medio superior.
  3. A nivel nacional, enfocar los recursos a incentivar la matriculación en el nivel medio superior.
  4. Impulsar una nueva política para insertar a la clase trabajadora mexicana en el mercado internacional con empleos dignos y de calidad.
  5. Elevar el salario mínimo.
  6. Crear mecanismos innovadores para la exigencia de transparencia y rendición de cuentas.
  7. Restablecer un impuesto a la herencia.
  8. Mejor recaudación del impuesto predial sobre la propiedad
  9. Mayores impuestos a rendimientos de instrumentos de renta fija y variable en mercados de capital.
  10. Evaluar y diseñar un piloto para la implementación del ingresos básico universal.

Te recomendamos:

China le gana el mercado de Estados Unidos a México

 

Siguientes artículos

duarte-extradicion
¿Qué se podría hacer con los recursos que desvió Duarte en Veracruz?
Por

Según datos del Banco Mundial, citados por Oxfam México, la corrupción le cuesta a México el 9% de su PIB.