La puerta de China está abierta en principio para conversar con Estados Unidos, indicó este lunes el Ministerio de Relaciones Exteriores, un día después de que Pekín advirtió que cualquier acuerdo comercial y de negocios alcanzado con Washington sería anulado si el país norteamericano impone aranceles.

Las conversaciones entre ambos países han estado inmersas en un clima de tensión. El viernes, la vocera del ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, criticó los aranceles impuestos por Estados Unidos a sus aliados México, Canadá y la Unión Europea.

“A muchos países les preocupa el unilateralismo y el proteccionismo de los Estados Unidos. (Las políticas de) ‘empobrecer al vecino’ y ‘bombardeos indiscriminados’ de ninguna manera son útiles y efectivos para resolver problemas, ni son constructivos. Todos los países, especialmente las principales economías, deberían oponerse resueltamente al proteccionismo comercial y de inversiones en todas sus manifestaciones”, indicó la portavoz tras ser cuestionada en conferencia de prensa.

Estados Unidos y China se han amenazado con imponer aranceles sobre bienes por un valor de 150,000 millones de dólares cada uno, mientras el presidente estadounidense, Donald Trump, ha presionado a Pekín para que abra más su economía y aborde el amplio déficit comercial de su país con el gigante asiático.

PUBLICIDAD

Luego de las conversaciones del viceprimer ministro chino, Liu He, con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, China se refirió en cambio a un consenso alcanzado el mes pasado en Washington, cuando Pekín acordó incrementar significativamente las compras de bienes y servicios estadounidenses.

Los dos países concluyeron su última ronda de negociaciones ayer domingo, pero Ross y su delegación dejaron el país sin ofrecer declaraciones públicas, mientras que el gobierno chino no hizo menciones a nuevos acuerdos.

Por su parte, Pekín se refirió al consenso alcanzado el mes pasado con Washington, cuando China acordó aumentar de forma significativa sus compras de bienes y servicios estadounidenses. También advirtió de que la imposición de aranceles u otras medidas comerciales por parte de Washington desbaratarían cualquier acuerdo entre ambas partes.

La portavoz Hua Chunying no ofreció detalles sobre la continuidad de las negociaciones, pero reiteró que su país está abierto al diálogo.

“La posición de China es muy clara en principio, que es que la puerta de China al diálogo y a las consultas está siempre abierta”, dijo Hua.

Por su parte, la Casa Blanca afirmó que “las reuniones se centraron en la reducción del déficit comercial de Estados Unidos mediante la facilitación del suministro de productos agrícolas y energéticos para cubrir las crecientes necesidades de consumo de China, que ayudarán a respaldar el crecimiento y el empleo en Estados Unidos”.

 

Trump reprueba impuestos a la soya

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó este lunes como inaceptables las barreras comerciales canadienses y chinas sobre productos agrícolas, mientras sigue presionando a Pekín para que abra más su economía.

“China ya cobra un impuesto de 16% a la soya. Canadá tiene toda clase de barreras comerciales sobre los productos agrícolas ¡No es aceptable!”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Estos son los argumentos del nuevo gobierno de Italia para dejar el euro
Por

El partido de extremaderecha La Liga Norte, miembro de la coalición de gobierno, ha sacado a la luz a intelectuales crít...