Fotocopiar o escanear documentos dentro de una empresa es la primera llave para el robo de datos, debido a que la mayoría de estos equipos son desechados con el disco duro interno que almacena grandes cantidades de información confidencial.

 

 

En los últimos años el robo de base de datos e información confidencial en México, ha crecido entre un 5 y 10% anual, así lo muestran cifras de Rescatec, firma especializada en destrucción y borrado de discos duros.

PUBLICIDAD

La firma indica en un comunicado que, uno de los principales riesgos que existen es que la mayoría de las empresas no están acatando la Ley de Protección de Datos Personales, lo que facilita el robo de datos y archivos desde escáneres e impresoras.

Eduardo Pallares, director de Rescatec, dijo que a tres años de haber sido promulgada la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Manos de Particulares (LFPDPMP), el 90% de las empresas estarían incumpliendo con la normatividad, por lo que el mercado negro de bases de datos sigue en aumento.

Datos de Rescatec estiman que aproximadamente en México existen 25 millones de computadoras personales en hogares y empresas, de las cuales cinco millones son desechados anualmente y se calcula que es mínimo el porcentaje de estos equipos que son reciclados o destruidos para evitar la sustracción de información.

Pallares destacó que los escáneres e impresoras representan un riesgo, principalmente las de gran tamaño que son utilizadas en las empresas, debido a que contienen un disco duro interno de hasta 80 gigas que almacenan grandes cantidades de información.

Algunos de los documentos más relevantes que se fotocopian en empresas son pasaportes, credenciales de elector, cheques o información confidencial, misma que al ser escaneada o fotocopiada, queda almacenada en el disco duro interno de dichas impresoras.

Por lo general, estos equipos son cambiados o desechados y los encargados de los mismos desconocen que hay un disco duro que almacenó todos esos documentos que corren el riesgo de ser sustraídos con gran facilidad.

Además, Pallares resaltó que a pesar de que la norma en la materia sigue siendo todavía desatendida por la mayoría de las empresas.

El borrado de datos en estos equipos antes de su desecho, así como de computadoras y celulares, debe hacerse de forma profesional, a fin de evitar riesgos, pues un borrado tradicional no será suficiente para impedir este delito.

 

Siguientes artículos

Los mejores MBA del mundo, según los reclutadores
Por

En  el ranking mundial con mejores MBA’s del mundo de QS, elegidos por los reclutadores, el Tecnológico de Monterr...