La suspensión de operaciones de los cruces ferroviarios de Eagle Pass y El Paso afectará la importación y el suministro de maíz amarillo y pasta de soya, alertó David Castro Monroy, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA).

“Los avicultores mexicanos manifestamos nuestra preocupación por el reciente anuncio de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), sobre la suspensión de operaciones en dos importantes cruces ferroviarios: Eagle Pass y El Paso, Texas, en las fronteras de Piedras Negras y Ciudad Juárez”, expresó.

Par el directivo, esta medida impactará negativamente al comercio internacional entre ambos países, principalmente en la región centro – occidente de México, dado que a través de esos dos cruces se importan alrededor del 25 por ciento del maíz amarillo y casi el 63 por ciento de la pasta de soya, además de otros insumos agrícolas.

Lee: Reforma fiscal no frenaría nuevas inversiones por nearshoring a México: IMCP

El presidente de la UNA solicitó el apoyo de las autoridades mexicanas, en el ámbito de sus respectivas competencias, a fin de que intervengan a la brevedad para acordar la reapertura de esos cruces ferroviarios.

De enero a octubre de 2023, la importación de maíz aumentó casi 7 por ciento, según el Banco de México (Banxico).

Los productores mexicanos compraron en el exterior, especialmente en Estados Unidos y Brasil, 5 mil 005 millones de dólares de maíz amarillo para alimentar ganado en 10 meses de 2023. En igual período de 2022, sólo importaron 4 mil 679 millones de dólares. 

El dirigente avícola añadió que la avicultura es el mayor consumidor de alimentos forrajeros de todo el sector pecuario mexicano, al requerir más de 17 millones de toneladas anuales, de las cuales 10.7 millones de toneladas corresponden a granos forrajeros, principalmente maíz, y 3.4 millones de toneladas a oleaginosas, insumos que en parte son transportados vía ferrocarril.

“Es importante preservar la competitividad de la actividad avícola, así como insumos como el maíz y la pasta de soya se importan de Estados Unidos porque contribuyen a la competitividad del sector avícola nacional”, consideró.

El costo del alimento, añadió, representa más del 60% de los costos de producción avícola, por lo que es importante que el flujo comercial desde ese país no se interrumpa.

El empresario resaltó que el huevo y el pollo forman parte de la canasta básica de los mexicanos, siendo la proteína animal de mayor consumo, por su valor nutrimental y su accesibilidad económica. 

“México es el cuarto productor mundial de huevo y  quinto de  pollo, de ahí la importancia de evitar los retrasos en las operaciones logísticas de importación de insumos fundamentales para la actividad avícola”, subrayó. 

¿Te gusta informarte por Google News? Sigue nuestro Showcase para tener las mejores historias

 

Siguientes artículos

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez
Ahorros por eliminar organismos autónomos son una mentira: Ricardo Anaya
Por

Anaya dice que cada uno de estos organismos cumple una función primordial para el funcionamiento y adecuado equilibrio d...