Conducción autónoma, conectividad extendida y sensores de radar, algunas de las próximas innovaciones en los vehículos.

 

Por Enrique Torres Rojas

 

PUBLICIDAD

La irrupción de la tecnología móvil y los sistemas de localización satelital convertidos en lo que ahora se conoce como infoentretenimiento, la evolución de los motores de combustión interna en los vehículos híbridos y eléctricos y, más aún, la conducción autónoma, son algunas de las tendencias en la industria automotriz.

Aquello que queríamos encontrar en los autos y solíamos ver en las películas ya es una realidad, pues existen modelos que se estacionan sin depender del conductor; tan sólo hay que oprimir un botón. Otro avance son los autos que abren la cajuela al permanecer cerca y simular un tiro a gol, incluso los que ofrecen tecnología para la interconectividad vía Internet o teléfonos móviles.

La firma sueca Volvo, que inventó el cinturón de seguridad de tres puntos, ya promueve de manera opcional el sistema de seguridad City Safety, que detecta a peatones en la ruta vehicular y detiene el auto de manera automática.

Este sistema frena luego de calcular la trayectoria del vehículo y los elementos detectados para prevenir una colisión; sin embargo, por ahora el sistema funciona perfectamente a velocidades inferiores a 33 kilómetros por hora.

Nissan, BMW y Audi van muy avanzados en sus prototipos de conducción autónoma. Audi exhibió hace poco su auto concepto Audi Sport Quattro LaserLight, dotado con un pequeño ordenador denominado ZFas, que le confiere la inteligencia necesaria para la conducción autónoma.

Por su parte, BMW presentó un sistema de manejo autónomo incluido en su prototipo M235i, que funciona con base en la tecnología GPS, que envía información al auto e influye en el proceso de conducción luego de dar lectura al funcionamiento del acelerador, la dirección y los frenos, y conjuntarlo con la información del camino.

Nissan promete tener en 2020 un vehículo que se conduzca de manera autónoma. Ya consiguió placas para circular en Japón con su modelo eléctrico Leaf, pues en pruebas el coche pudo demostrar que tiene la capacidad de incorporarse a las arterias, cambiar de carril y mantener la distancia con respecto al resto de los vehículos.

Mucha de la batalla tecnológica toma un rumbo que promete conectividad extendida a los automóviles, donde los gadgets son tan importantes como la potencia y el rendimiento del automotor. Empresas como Google y Apple encabezan la ruta al infoentretenimiento automotriz, una mezcla entre entretenimiento e información.

Google ya hizo recorridos de prueba en autos que se manejan solos en California y que operan con base en datos vía Internet con videocámaras y sensores de radar que proporcionan información a los autos para ayudar en la conducción.

Actualmente, Google tiene en el mercado su propuesta de infoentretenimiento en los modelos de la Clase E de Mercedes-Benz, los cuales vienen dotados de sistemas multimedia con instrucción digital que opera por medio de un buscador en Internet con funciones de navegación en lugares de información de Google como mapas, además de audio y teléfono.

Ferrari, Mercedes-Benz y Volvo ya tienen en sus vehículos el sistema operativo iOS7 de la firma de la manzana con su versión de manos libres, CarPlay, sobre todo con los usuarios de teléfonos iPhone, que permiten al conductor hacer llamadas, usar mapas, escuchar música y acceder a los mensajes, con tan sólo pronunciar una palabra o tocar la pantalla.

Tampoco han faltado uniones entre fabricantes de automotores y de gadgets. Por ejemplo, en el modelo eléctrico BMW i3 con Samsung, se conecta con el reloj Galaxy Gear para consultar la autonomía del vehículo, comprobar si están cerradas o abiertas las puertas, ventanas y el techo solar, ajustar la temperatura del climatizador con antelación o avisar cuando toca el mantenimiento.

El futuro nos alcanzó, al menos a los que gustan de sólo girar la llave del coche y manejar a placer adonde el destino los alcance.

El auto autónomo de Google.

El auto autónomo de Google.

 

 

Siguientes artículos

4 tendencias que convirtieron la ciencia ficción en realidad
Por

Lo ahora inimaginable, algún día será realidad. Así lo dicta  la ciencia ficción, que puede generar grandes beneficios,...