¿Qué te gustaría tener? ¿Horarios variados o a medio tiempo, teletrabajo o puestos intercambiables? Puedes conseguirlo, aquí te decimos cómo.  

 

Por Jacquelyn Smith

 

Si estás sentado en tu escritorio en este momento, deseando poder trabajar desde casa, cambiar de equipo, tener menos reuniones presenciales o trabajar en diferentes horarios, tenemos algunas buenas noticias para ti: Hay un montón de maneras de hacer tu trabajo de oficina tradicional más flexible.

¿Qué significa exactamente “trabajo flexible”?

“La definición misma de un ‘trabajo flexible’ es muy flexible” dice Rita Friedman, coach de carrera con sede en Filadelfia. “Por lo general, la gente tiende a pensar en un trabajo flexible como uno con horarios que pueden adaptarse para satisfacer las necesidades de programación de un trabajador, o algo que se pueda hacer de forma remota. Pero un trabajo también podría considerarse flexibles si ofrece la posibilidad de cambiar los roles y responsabilidades dentro de la empresa (así como la rotación de puestos), si ofrece opciones para el trabajo compartido o si la asistencia a las reuniones y eventos de empresa no se considera obligatorias, entre otras cosas”.

Sara Sutton Fell, directora ejecutiva y fundadora de FlexJobs, dice que los empleos flexibles también pueden ser a tiempo parcial “que ayuden a las personas a tener un ingreso extra mientras cuidan a sus hijos, familiares de edad avanzada u otras actividades”. También pueden ser los trabajos independientes, donde los profesionales pueden elegir los proyectos y las empresas para las cuales trabajan, y estructurar sus propios horarios, ritmo, etc, añade.

“La flexibilidad laboral siempre ha sido atractiva para los trabajadores y los empleadores”, dice Amy Hoover, presidenta de Talent Zoo, un sitio para profesionales del marketing, la publicidad y el mundo digital. “Para los empleadores que ofrecen [algo así como la opción de trabajar desde casa], significa que su grupo de candidatos a empleados potenciales se abre de manera significativa, y para los trabajadores puede ayudar a encontrar un equilibrio entre su vida laboral y familiar mediante la eliminación de tiempo de transporte, la atención a los hijos y los gastos de administración del hogar”.

Sin embargo, los trabajos flexibles no atraen a todos, ya que siempre habrá personas que prefieren mantener su trabajo separado de las otras partes de su vida, dice Cali Williams Yost, director general de Flex+Strategy Group/Work+Life Fit, Inc., blogger y autor de TWEAK IT: Make What Matters to You Happen to You Every Day. “No les gusta trabajar a distancia y quieren que sus horas sean lo más estables y regulares posible”.

Pero para muchos, la flexibilidad laboral es la forma de administrar su tiempo entre su trabajo y sus responsabilidades personales, agrega.

Durante la última década, los profesionales han cambiado de ver el trabajo como el centro principal de sus vidas, a verlo como algo que tiene que funcionar con sus vidas, dice Sutton Fell. “El equilibrio entre ambas esferas se ha convertido en algo muy importante, y los empleos flexibles hacen que ese balance sea una posibilidad real para la gente. Al ser capaces de fijar su propio horario o trabajar desde su oficina en casa, o de encontrar empleos de medio tiempo de calidad, la gente es capaz de dar forma a su trabajo y su vida personal de manera que funcione de verdad para su situación particular. El trabajo ya no es un compromiso de talla única para todos, y los puestos de trabajo flexibles se han convertido en la solución”.

Aquí hay 10 consejos para la creación, negociación y aplicación de la flexibilidad formal del trabajo que cambiará cómo, cuándo o dónde trabajas:

1. Ten claro lo que quieres. La organización de un trabajo flexible puede significar teletrabajo, horarios a tiempo parcial o flexibles, trabajo compartido, semana laboral comprimida o cualquier combinación de éstos, dice Sutton Fell. “¿Qué tipo de trabajo flexible quieres y qué tipo es el mejor para sus funciones de trabajo?”

2. Investiga las herramientas y opciones disponibles para ti. Tu empresa podría ofrecer ventajas que pueden hacer tu trabajo de manera más flexible. Hay una buena probabilidad de que ni siquiera sepan acerca de estos beneficios, así que tómate el tiempo para revisar las políticas de tu empleador.

3. Haz un plan y presenta tu caso. “La manera más factible de hacer tu trabajo tradicional más flexible es acercarte al jefe con algunas soluciones, en lugar de simplemente pedirle que te permita trabajar desde casa”, dice Friedman. “Si puedes presentar un caso de por qué sería bueno para la empresa, así como la forma en que lo harías, será mucho más convincente que simplemente pedir trabajar desde casa y esperar que la empresa vea el beneficio y averigüe la forma de ajustar la logística”.

4. Calma tus temores. Los jefes están preocupados por varios factores cuando se trata de trabajo a distancia, dice Sutton Fell. “La confianza, la comunicación y la productividad son tres de los principales”. ¿Cómo vas a mostrarles que pueden confiar en ti para trabajar de forma independiente en casa? ¿Qué métodos de comunicación utilizarás, cuándo y con qué frecuencia? ¿Estás listo para hacer un seguimiento de su trabajo y demostrar tu productividad a tu jefe? ¿Cómo? “Incluso si tu jefe no te pide esas cosas en concreto, trae a colación el tema y responde a las preguntas que ni siquiera te han hecho”.

5. Sugiere un periodo de prueba. Propón un periodo de prueba donde la productividad se puede medir para demostrar que tú y tus compañeros de trabajo están lo suficientemente motivados y son lo suficientemente confiables como para hacer la transición a un estado “flexible”, dice Hoover.

6. Aumenta tu valor. “Al mejorar tus propias habilidades tecnológicas puedes posicionarte como el experto de la oficina en un área determinada, como el diseño web, comunicaciones por correo electrónico o administración de base de datos”, dice Friedman. “Al convertirte en la persona mejor calificada para hacer algo que beneficia a la empresa, tienes algo para aprovechar, y si la única persona que puede aumentar el ranking de SEO de la empresa quiere hacerlo a las 3 am en lugar de las 3 pm, la empresa será mucho más receptiva a eso que la idea de contratar (y pagar) a alguien externo”.

7. Sé flexible con tu flexibilidad. Cuando una reunión inesperada o un proyecto surjan e interfieran con tus planes en casa, de ser posible ofrécete a asistir a la oficina.

8. Demuestra que se puede tener éxito. Si todo lo demás falla, usa una crisis para demostrar su fiabilidad y vuelve a intentarlo. “En 2011, muchas empresas informaron que permitían a los empleados permanecer en sus hogares durante las grandes tormentas de invierno que se extendieron por todo el país”, dice Sutton Fell. “Si algo sucede que haga físicamente imposible llegar a trabajar, aprovecha la oportunidad y trabaja desde casa en vez de tomarte el día libre. Muestra a tu jefe que puedes ser productivo en un entorno no tradicional o con un horario no tradicional cada vez que la oportunidad se presente. El mejor remedio para un jefe miedoso es demostrar tu naturaleza responsable”.

9. Ofrécete a cubrir a los demás. La flexibilidad laboral del día a día funciona mejor cuando en los equipos se cubren unos a otros para que todos puedan hacer los cambios necesarios sin sobrecargar a los demás, dice Williams Yost. Si te ofreces a cubrir a tus colegas, hay una buena probabilidad de que ellos te correspondan cuando necesites su ayuda.

10. Comunica cualquier cambio a tus clientes y compañeros de trabajo. Para que una transición sea exitosa si estás ahora en el teletrabajo, trabajo en diferentes horarios, o equipos o jefes, haz que todo el mundo sepa que estás al tanto de los cambios. Deja que tus clientes o compañeros de trabajo sepan que no estás trabajando el tradicional 9 a 5, o que asistirás a las reuniones a través de Skype. Diles a  todos que ya no tienes un solo gerente o equipo o conjunto de responsabilidades y que tu papel va a cambiar.

 

Siguientes artículos

5 claves para emprender desde la Nascar
Por

Homero Richards, piloto de la serie Nascar México, conversa sobre su historia en el automovilismo y su estrategia de éxi...