Por Sofía Menchú

En Guatemala, McDonald’s ya implementó la tecnología llamada “Experiencia del Futuro”, que permite a los clientes ordenar y personalizar sus menús a través de enormes pantallas táctiles. Además, modernizó sus áreas colocando en uno de sus 73 restaurantes mesas y juegos interactivos para que la espera y la estancia sean más cómodas para los comensales.

El primer lugar que quedó completamente renovado fue McDonald’s Utatlán, ubicado al suroeste de la capital del país centroamericano, el cual cuenta con capacidad para atender a 277 personas simultáneamente.

Ingresar a ese restaurante es una experiencia nueva porque los kioscos para ordenar la comida son digitales y el servicio llega a la mesa. Las mesas son interactivas, es decir, con juegos, y hay dos estaciones con tabletas para jugar o navegar por internet.

PUBLICIDAD

El sitio también ofrece entretenciones como: proyecciones decorativas y proyecciones de juegos infantiles deportivos para interactuar con otros niños y estaciones de carga acordes a los dispositivos móviles.

“McDonald’s Utatlán cuenta con novedosas iniciativas digitales nunca vistas en la región, para que los clientes vivan momentos inolvidables”, dice en el comunicado del lanzamiento de Spirit of Family, como ha sido denominado este nuevo concepto de funcionalidad, en octubre pasado.

De hecho, los kioscos digitales ya están en todos los restaurantes y optimizan la selección del menú así como el pago por los alimentos. Ahora, los clientes evitan hacer la fila frente al mostrador y solicitar la comida con el asociado que atiende en la caja registradora.

Puedes leer:  Empresarios de Panamá piden mayor inversión en comercio y turismo

“Esta es una implementación que va de la mano con la estrategia de Experiencia del Futuro y es básicamente para ofrecerles a nuestros clientes un sistema novedoso y que se sientan más cómodos con la vanguardia de la tecnología”, explica Gabriel Olivero, gerente de operaciones de McDonald’s Guatemala.

Olivero aclara que con esta tecnología no se está midiendo el tiempo de espera, sino la experiencia de personalizar y escoger “relajadamente” la comida.

En una visita realizada por Forbes a McDonald’s Boulevard Liberación, en Ciudad de Guatemala, es posible ver que la pantalla colocada verticalmente simula una tableta gigante acompañada de una terminal para ingresar la tarjeta de crédito o débito. Para realizar el pedido se presiona “ordenar”, después se selecciona la forma de pago. La pantalla despliega la variedad de productos y el cliente escoge lo que desea comer con sus acompañamientos, y según el tamaño deseado.

Al terminar el proceso, el pedido está listo y el programa sugiere al cliente agregar un postre. Por último, hay que confirmar la orden, pagar y la pantalla emite un ticket de constancia para que la persona se acerque al mostrador a recibir sus alimentos.

En el tiempo que tiene de funcionamiento esta nueva modalidad de compra en McDonald’s, los clientes que la han utilizado abarcan todas las edades.

Y al hablar del futuro, la renovación tecnológica como la que exhibe Utatlán aún está pendiente en el resto de los restaurantes.

 

Siguientes artículos

Economía digital, la nueva tendencia de las compañías
Por

Las grandes firmas están incursionando en extraer datos de la energía para que las personas se conecten de forma rápida,...