El Fondo Mexicano del Petróleo (FMP) es un fideicomiso que estará en el epicentro de la nueva era del sector energético mexicano. Esta figura tendrá como una de sus principales tareas recaudar todos los recursos derivados de las licitaciones y de la llamada renta petrolera. Reportará a la Secretaría de Hacienda y al Banco de México (Banxico), y recopilará y evaluará toda la información referente a las licitaciones realizadas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Sin embargo, la figura del FMP y el papel que deberá desempeñar específicamente no ha quedado claro del todo, puesto que como lo explica la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (LFMPED), este organismo no operará como un apéndice del Banxico o de la Secretaría de Hacienda, ni como si fuera una paraestatal.

El FMP está conformado por un comité técnico en el que participan nueve representantes: los titulares de Hacienda, Banxico y Secretaría de Energía, cuatro miembros independientes de la iniciativa privada, un secretario y un prosecretario. Este comité operará como un consejo de administración, pues tendrá reuniones mensuales y trimestrales para evaluar los resultados y desempeño del fondo, y cada uno de sus integrantes recibirá honorarios por cada junta realizada.

Como en cualquier otra empresa, los estatutos señalan que cualquiera de los miembros del comité no debe ostentar ningún otro cargo que implique un conflicto de intereses con el FMP. La fracción de Morena en la Cámara de Diputados ha puesto la lupa en este punto, pues resulta que Luis Téllez Kuenzler, miembro del comité, es además el chief executive officer del fondo de inversión KKR y aparece como asesor en la consultoría McLarty Associates, firma dedicada a asesorar a inversionistas y a cabildear ante los gobiernos de los países receptores de inversión.

PUBLICIDAD

En enero pasado, el fondo estadounidense KKR adquirió de Pemex 11 ductos de gas, un tendido de cables submarinos, dos plataformas petroleras y una planta de compresión de gas por un monto cercano a 23,500 millones de pesos. El conflicto de intereses de Luis Téllez es evidente dada su participación en el comité del FMP y al ser representante al mismo tiempo de un fondo que planea seguir inyectando capital en el sector energético mexicano.

 

Omisión del conflicto

La designación de Téllez Kuenzler en dicho comité fue realizada por el presidente Enrique Peña Nieto, pues la LFMPED, en su artículo 9, señala que los miembros independientes serán nombrados por el Ejecutivo federal con la aprobación de las dos terceras partes presentes de la Cámara de Senadores.

Las fracciones VI y VII del mismo artículo 9 señalan que los miembros independientes no deberán ejercer empleo, cargo o comisión simultánea que les impida el adecuado ejercicio de sus funciones, así como el no haber sido accionista, socio, dueño, funcionario, directivo, representante legal o asesor importante de cualquier asignatario o contratista el día de la asignación. Luis Téllez tenía al menos un año en sus cargos de KKR y McLarty al momento de ser nombrado miembro del comité. El artículo 10 señala que no podrán realizar actividades o prestar servicios en el sector privado cuando haya un conflicto de intereses.

El artículo 15 refiere que a petición de al menos uno de sus miembros, el presidente del comité, en este caso Luis Videgaray, hará del conocimiento del Ejecutivo federal cuando alguno de los miembros independientes incurra en algún conflicto de intereses o en alguna de las ocho fracciones del artículo 14 de la LFMPDE.

Morena está por presentar ante el pleno de la Cámara de Diputados una recomendación para solicitar al presidente Peña Nieto la remoción de Luis Téllez como miembro independiente del comité del FMP, quien, por cierto, no tendría alguna otra repercusión legal al no estar dispuesta ninguna sanción ante este tipo de irregularidades en la LFMPDE.

La reforma energética apenas está dando sus primeros pasos y parece que los escándalos serán un tema recurrente, pues hace dos semanas fueron abandonados seis de los campos entregados mediante licitación por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, sin que hasta el momento se haya dado una explicación clara de qué fue lo que sucedió.

En el caso de Luis Téllez, no sólo es responsabilidad del Ejecutivo federal el hecho de haber pasado por alto su nombramiento como miembro del comité del FMP, pues Luis Videgaray, Agustín Carstens y Pedro Joaquín Coldwell, junto con los senadores que lo ratificaron, parecen haber omitido el conflicto de intereses en que incurre el ex director de la Bolsa Mexicana de Valores y ex secretario de Energía.

 

Siguientes artículos

Decálogo del lenguaje político para el ciudadano
Por

Espero que este decálogo te sirva para que te cuides del turbio y nebuloso lenguaje político, para que no caiga en manos...