Reuters.- El Congreso de Estados Unidos, bajo control republicano, comenzará a votar el martes la mayor reforma al sistema tributario en más de 30 años, en lo que se prevé sea una aprobación sin traumas del primer gran triunfo legislativo del presidente Donald Trump.

La Cámara de Representantes, que introdujo la legislación fiscal inicial el pasado 2 de noviembre, tenía previsto votar la iniciativa al mediodía del martes.

El Senado podría hacer lo propio por la noche o en la mañana del miércoles, tras completar 10 horas de debate, dijeron legisladores.

La aprobación parece segura, ya que se espera que en ambas cámaras se vote de acuerdo a las estrictas líneas marcadas por los partidos.

PUBLICIDAD

Los republicanos insisten en que el paquete de rebajas de impuestos para las corporaciones, pequeños negocios y personas impulsará el crecimiento económico y el empleo.

Tambiénconsideran la medida como clave para tener esperanzas de retener sus mayorías en la Cámara y el Senado cuando los ciudadanos acudan a las urnas en noviembre de 2018.

Los rápidos intentos de fin de año para lograr la aprobación de la ley representan una destacable recuperación del ánimo de los republicanos en comparación con mediados de año, cuando sus ansias por desmantelar el plan de salud del anterior presidente, el demócrata Barack Obama, fracasaron en el Senado y las perspectivas de una reforma impositiva parecían condenadas por las luchas internas.

Las persistentes dudas sobre el futuro de la reforma tributaria se desvanecieron el lunes, cuando dos de los últimos senadores republicanos que se resistían aún a la iniciativa legal, Susan Collins y Mike Lee, accedieron a respaldarla.

 

Siguientes artículos

Winston Churchill, la avenida pujante de Santo Domingo
Por

Unas 337 habitaciones hoteleras concluidas en tres años podrían resultar un dato bastante elocuente; otras 132 proyectad...