Reuters.- Los cruces de migrantes en la frontera de México con Estados Unidos se redujeron un 74.5% desde mayo del año pasado, dijo este miércoles el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, sometido a constantes presiones del gobierno de Donald Trump para frenar el flujo migratorio.

El secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, presentó en conferencia de prensa los resultados de un plan migratorio especial desplegado en los últimos ocho meses en la frontera sur, que en 2019 fue escenario de masivas caravanas de migrantes centroamericanos que cada año parten a Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza en sus países.

“Tenemos resultados positivos, no sólo por cuanto a que se está reduciendo el flujo de personas que es irregular, que ese es el objetivo principal (…): que las personas que están en territorio nacional, lo estén de acuerdo a las formas previstas en la ley mexicana, por ejemplo, el refugio”, dijo Ebrard.

El canciller explicó que el objetivo de México no es evitar que los migrantes pidan refugio, sino que lo hagan conforme a la legislación para reducir el “altísimo riesgo” que corren cuando migran de manera irregular. “Lo que no tienen derecho es a entrar en territorio nacional por la fuerza”, dijo.

Ebrard también destacó que el número de migrantes que esperan en México sus audiencias para obtener asilo en Estados Unidos se redujo desde los 50,000 que llegó a haber mensualmente en el punto más álgido hasta alrededor de 2,500 este mes.

Desde enero de 2019, la administración de Trump ha enviado migrantes, muchos de Centroamérica y Cuba, a México, bajo una política conocida como los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP), una política clave de Washington para frenar las oleadas migratorias a su país.

 

Siguientes artículos

Sí somos más
Sí Somos Más: una iniciativa que reconoce la empatía de los mexicanos
Por

La campaña fue creada por Paulina Greenham y busca llamar a la empatía de los mexicanos y crear redes de apoyo desde la...