En materia energética, República Dominicana enfrenta retos para mejorar el servicio a la población, lograr una mayor rentabilidad del área para disminuir el subsidio estatal  y continuar desarrollando alternativas  al combustible para la generación  de electricidad.

 

Por Felivia Mejía

República Dominicana está entre los primeros 10 países de América Latina con los montos más altos de subsidio eléctrico, según los resultados del estudio ¿Luces encendidas? Necesidades de energía para América Latina y el Caribe al 2014, publicado en enero de 2016 por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

PUBLICIDAD

“Aun cuando los subsidios pueden ser considerados como un instrumento de redistribución, muchas veces los subsidios de la energía resultan ineficientes, regresi­vos y altamente injustos”, especifica el informe.

Ese es uno de los puntos a superar en el país en un sector que en los últimos años ha aumentado su apuesta por la producción de energía renovable.

Milton Morrison, presidente de la Asociación Do­minicana de Industrias Eléctricas (ADIE), indica que el alto monto del subsidio, los altos niveles de pérdidas técnicas y comerciales y el bajo nivel de recaudación generan un déficit financiero recurrente que obliga a hacer transferencias significativas de recursos públicos al sector.

Morrison opina que para lograr la sostenibilidad del sector es preciso que se rehabiliten redes de distribución, se instalen medidores y se invierta en sistemas de gestión técnica y comercial. Además, propone que se diseñe y aplique una nueva estructura tarifaria que cubra los costos de la cadena de suministro.

Da clic en la imagen para ampliar.

 

Siguientes artículos

Antes de invertir define tu tolerancia al riesgo
Por

Sí, es importante que conozcas las características de los instrumentos de inversión, pero antes tienes que definir tu to...