La desconfianza de los empresarios de Estados Unidos, España, Alemania y otros países sobre la economía mexicana provocó una caída 24% de la inversión extranjera directa en 2016, reveló Banco de México (Banxico).

México recibió inversiones por 26,739 millones de dólares (mdd) el año pasado, respecto a los 33,181 mdd destinados a nuevos proyectos en 2015, señaló el banco central en la Balanza de Pagos.

El banco central dijo que el flujo de inversión extranjera directa que ingresó al país se integró por 10,100 mdd de nuevas inversiones, 8,244 mdd de utilidades reinvertidas y 8,395 mdd de pasivos netos de las empresas con sus matrices en el exterior (cuentas entre compañías).

PUBLICIDAD

“El deterioro de la confianza empresarial, que se concentra principalmente en la preocupación sobre si este es el momento adecuado para invertir, comenzó a tener incidencia sobre los flujos de inversión en la economía”, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Según el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la caída tuvo su origen en la disminución de 22.6% en el rubro de nuevas inversiones, de 22.2% en la de reinversión de utilidades y 12.0% en la de cuentas entre compañías.

“Como ya se anticipaba, la mayor disminución en los flujos de inversión fue de aquellos provenientes de los Estados Unidos, que tuvieron una caída anual de 39.6%”, agregó el CEESP.

Banxico recordó que, durante 2016, los principales sectores receptores de estos recursos fueron el de manufacturas (61.3%), el de servicios financieros (9.6%) y el de transporte (5.9%).

Por país de origen, el flujo de inversión extranjera directa provino de la siguiente manera:

IED-recibida-2016-por-pais

El CEESP concluyó que la entidad federativa que mayormente resintió la disminución de los flujos de inversión durante el 2016, fue el Estado de México, en donde el flujo de recursos provenientes del exterior resultó 975.4 mdd menor al del 2015. Le siguió San Luis Potosí con una pérdida de 935.3 mdd.

En 2016, la cuenta corriente de la balanza de pagos presentó un saldo negativo de 27,858 mdd, derivado de la combinación de déficits en la balanza de bienes y servicios, por 20,911 mdd, y en la de renta, por 33,598 mdd, así como por el superávit en la balanza de transferencias por 26,650 mdd.

El documento publicado este viernes también señala que el año pasado el ingreso al país por remesas familiares sumó 26,970 mdd, originados en 91.5 millones de transferencias, con un valor promedio por remesa de 295 dólares.

Banxico también dio a conocer que en el año pasado, su reserva internacional bruta mostró un aumento de 428 millones de dólares. Así, al cierre de diciembre el saldo se ubicó en 178,025 mdd, donde el incremento fue resultado de la combinación de un déficit en la cuenta corriente por 27,858 mdd, un superávit en la cuenta financiera por 35,873 mdd, un flujo negativo en el renglón de errores y omisiones por 8,150 mdd; y un cambio positivo por valoración de dicha reserva por 564 mdd.

Consulta aquí la Balanza de Pagos en 2016.

 

Siguientes artículos

Coca-Cola
Azúcar y súper dólar golpean a Coca-Cola Femsa
Por

La utilidad neta bajó 11%, mientras que los ingresos aumentaron 3.7% en el cuarto trimestre de 2016.