Mito es aquella creencia extendida sobre algo que se convierte con el tiempo en una verdad indiscutible. Son mitos desmentidos por la ciencia por ejemplo que solo usamos el 10% de nuestro cerebro. Otro mito es que afirma que las neuronas no se pueden regenerar, aunque tenemos pruebas desde los 90 de que el cerebro es plástico y tiene capacidad de regeneración gracias a la neurogénesis. Otros mitos son que los toros no ven el color rojo, que los murciélagos son ciegos o que la gran muralla china se ve desde el espacio. Es solo cuando la ciencia profundiza en cada una de estas cuestiones que se desvela que no son ciertas. De la misma forma, la investigación que sobre el comportamiento del viajero Premium hemos elaborado en “IE Mastercard Premium & Prestige Observatory” junto con Google deshace mitos y leyendas sobre este viajero que más gasta y que todos los destinos desean atraer.

Mas de 2100 entrevistas a viajeros de Reino Unido, EU y España de los cuales podemos considerar como Premium a 1500 de ellos, nos ha permitido profundizar y nos ha descubierto nuevas realidades de este segmento tan valioso. El estudio “The Customer Journey of the Premium Traveler“ es el primero de la colaboración entre IE, Mastercard y Google que hemos llamado “Premium Travel Lab”.

En esta investigación que presentamos hace unos días en IE, hemos analizado los principales interrogantes en todas las fases del viaje del cliente, desde las fuentes de inspiración e información, pasando por las reservas, la selección del alojamiento, la identificación y compra anticipada de las actividades que realizan y la importancia del “boca a oreja “. ¿Se comporta de forma diferente un viajero Premium que el standard? ¿En qué momento de este recorrido de cliente difiere su comportamiento? ¿Como interactúan estos viajeros Premium con sus preferencias turísticas?

El turista o viajero Premium es el más buscado por los destinos ya que se trata de un viajero más rentable, que gasta más y a la vez muy influyente. Es por ello que conocer mejor su comportamiento y preferencias a la hora de organizar el viaje, de decidir, de reservar y comprar son datos clave para los agentes del ecosistema turístico y de los implicados en la generación de valor.  Este estudio en profundidad destruye y confirma algunos de los mitos sobre este viajero.

PUBLICIDAD

El mito del viajero Premium como más analógico que digital es el primero destruido. El mito de que el viajero Premium es sobre todo urbano. El mito de que el viajero Premium no usa redes sociales o que el servicio es la clave en la elección del hotel son mitos que este estudio pone en cuestión.

El trabajo de investigación revela que los turistas Premium son más digitales ya que consultan un número significativamente mayor de fuentes de inspiración y de información antes de elegir su viaje. Al hacerlo, ocho de cada diez de las fuentes de información a las que acude son online. Además, tanto antes como durante y después del viaje, estos viajeros muestran un mayor uso de los dispositivos digitales usándolos más intensamente y de una forma más interactiva. Asimismo, se muestran más activos en las redes sociales que el viajero medio. Los viajeros Premium son más activos en redes sociales y activos compartiendo sus opiniones, además de tener mucha más influencia.

Otro mito desmontado es que la finalidad del viaje del turista premium es sobre todo cultural y urbana. El perfil del turista Premium tiene, entre sus preferencias las vacaciones de sol y playa. Esto no quiere decir que el factor cultural no sea importante ya que el 80% afirma tenerlo en cuenta.

Los mitos en cuanto al alojamiento se aclaran. La mejor ubicación tiene una importancia decisiva para los turistas Premium. El tamaño de la habitación y la calidad del servicio ocupan el segundo y tercer lugar. Pero, además, el estilo y el diseño del hotel es otro de los factores relevantes para el viajero Premium, que da más importancia a este aspecto frente a otro tipo de turista. El viajero Premium está muy habituado a viajes en familia y espera que el alojamiento facilite esta posibilidad.

En la investigación no solo se cuestionan mitos, sino que también se confirman algunas hipótesis sobre este perfil de turista. Se corrobora que son activos, que consultan más fuentes de información y que reservan con anticipación y en destino, un mayor número de actividades y experiencias.

En resumen, las conclusiones más importantes que se desprenden del informe destacan que el turista Premium es digital, que el hotel es clave en su decisión de destino, que el viajero Premium reserva más actividades y por anticipado, y que es activo usuario de las redes sociales antes y durante el viaje, teniendo gran influencia.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @MARIAGIRON

Página web: Observatorio del Mercado Premium IE / María Eugenia Girón

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El rol del gobierno en la era digital
Por

La vieja estructura de control político en la que existía una barrera de comunicación entre los ciudadanos y las institu...