Cada vez nos despedimos mejor es el título de un monólogo que protagoniza Diego Luna, que trata sobre las coincidencias y casualidades de la vida. Conoce, en esta charla íntima, un poco más de este actor y director mexicano.

 

 

Amo hacer entrevistas con actores de cine. No sé por qué, pero los protagonistas de la pantalla grande me impresionan aún más que el vocalista del grupo más famoso o el empresario exitoso que aparece con toda su comitiva. Las películas tienen algo que hace que los que viven en ellas se dibujen como personajes que no son terrenales, y tenerlos frente a frente es toda una experiencia.

PUBLICIDAD

Un amigo me pidió que lo ayudara, pues por encargo tenía que hacer un video promocional para la obra Cada vez nos despedimos mejor, un monólogo protagonizado por Diego Luna que toca un tema que en lo personal me fascina: coincidencias y casualidades de la vida. Así que acudí a la cita en la que estaban previstos 15 minutos de plática con el actor y director mexicano que hace poco presentó la película César Chávez, historia que dirigió exitosamente y que incluso le valió el reconocimiento del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien en rueda de prensa dijo que ya la había conseguido en DVD para verla.

Tenemos casi la misma edad, por lo que yo he sido testigo de los pecadillos de Diego al inicio de su carrera, quien, como muchos, tuvo que pagar la factura de aparecer en televisión nacional en producciones que hoy preferimos no recordar. Su padre es uno de los escenógrafos teatrales más reconocidos de nuestro país, Alejandro Luna, y su madre, Fiona, fue diseñadora de vestuario.

El teatro, para él, es su hábitat natural, por lo que asegura que subirse completamente solo durante las noches al escenario para ejecutar su monólogo es una de las experiencias más reconfortantes a las que se puede enfrentar.

“El teatro es regresar al núcleo, es recordar porqué hago lo que hago, es donde el actor se confronta con la vocación. No hay término medio. Puedes bajar emocionado por haberlo hecho o con la idea de que no quieres volverlo a hacer”, dice.

entrevista-diego-luna-musi2

En nuestra plática tuve que confesarle que Abel (2010), la película protagonizada por José María Yazpik y que él dirigió, me parecía la más tierna y entrañable del cine mexicano que había visto en mucho tiempo, un comentario que agradeció mucho más de lo que yo esperaba, pues al final confesó que es muy difícil lograr un elogio en nuestro país a su trabajo, cosa que tristemente sabemos que no es exclusiva de actores, sino de todo aquel que destaque aquí o más allá de nuestras fronteras.

“Triunfar no es fácil; es complicado. Hay que saber porqué lo estás haciendo, porque lo más fácil es que te vaya mal… Si para ti el éxito es eso, estás en una batalla que difícilmente ganarás. Si a ti lo que te importa es el viaje, el crecimiento que vas a encontrar en el proceso, el chance de aprender de la gente que te rodea, si tú valoras eso en el camino, entonces hacer teatro o hacer cine es de las cosas más gratificantes que hay. Pero sí, es un camino largo”, asegura.

Había escuchado muchas cosas, tanto buenas como malas de Luna y su trato a los medios; afortunadamente puedo decir que lo encontré en un buen día, pues parecía cómodo y sus respuestas eran largas y amables, aunque muchas eran lanzadas con cuidado, como si muchas veces antes ya hubiera sido víctima de malas interpretaciones. Incluso, en la plática confesó, entre risas, que cuando hace teatro bebe un poco más, pues sale de la función con una excitación y adrenalina de haber arriesgado algo y haber vivido un momento extremo. Recuerda que en el teatro en que se realizó la temporada anterior de Cada vez nos despedimos mejor era mucho más cómodo, pues había una mezcalería al lado, en donde apaciguaba esa energía.

Diego Luna ha trabajado en grandes producciones con directores como Spielberg, se ha aventurado a producir y dirigir cine en México (lo que podría ser considerado como un salto al vacío) y ha montado obras en sociedad con personajes como John Malkovich. Para muchos es sólo un hombre con suerte; para otros, es gris por su forma de conducirse, pero definitivamente Luna tiene talento y ha sabido rodearse de las personas ideales para explotarlo… A mí, en lo particular, me gustó que, al final, al preguntarle ¿qué era lo que le faltaba lograr?, me dijo, riéndose, que hacer una película que sus hijos puedan ver ahora y disfrutar, cosa que hasta ahora no ha conseguido pero que espera hacerlo, pues son los únicos críticos a los que busca complacer…

 

entrevista-diego-luna-musi3

DÓNDE, CUÁNDO Y CÓMO

Obra: Cada vez nos despedimos mejor

Dónde: Teatro López Tarso en el Centro Cultural San Angel (Av. Revolución 1733, Col. San Ángel)

Temporada: Sólo 6 semanas, del sábado 28 de junio al domingo 3 de agosto

Costo: 250 y 300 pesos

Horarios: Viernes y sábados, 19:00 y 21:00 horas, y domingos, 18 y 20 horas

Escrita y dirigida por: Alejandro Ricaño

Actor: Diego Luna

Música: Darío Bernal-Villegas

Duración: 70 minutos.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mariagiuseppina

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Desempleo en Japón, en mínimo en 16 años
Por

La tasa de desempleo en la tercera economía más grande del mundo se redujo a un 3.5%, su mínimo desde 1997 y un nivel qu...