El precio del crudo alcanzaría los 81 dólares por barril para 2014, lo que generaría una recaudación de al menos 35,000 millones de pesos; la medida es parte de una iniciativa en la reforma fiscal.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

MEXICO DF – Legisladores mexicanos están evaluando la posibilidad de subir la previsión del precio del petróleo propuesta por el Gobierno para 2014, para compensar una merma de ingresos públicos previstos que supondría descartar nuevas cargas tributarias que se discuten en el Congreso como parte de una reforma fiscal.

La Cámara de Diputados estudia elevar de 81 a 86 dólares por barril (dpb) el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación, lo que generaría al menos 35,000 millones de pesos (mdp) (2,670 millones de dólares (mdd) más para el año que viene, dijeron diputados.

“Creemos que la estimación que hizo el Gobierno es muy conservadora y la fórmula puede dar para más”, dijo a Reuters el diputado Fernando Cuéllar, uno de los principales negociadores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los recursos adicionales equilibrarían la Ley de Ingresos de 2014 -parte del presupuesto fiscal– si los diputados eliminan de la propuesta gubernamental de reforma fiscal gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16% las colegiaturas, rentas de casas e intereses hipotecarios.

La modificación, y otras más que han propuesto partidos de oposición a la iniciativa de reforma fiscal del Gobierno, reducirían la recaudación proyectada originalmente entre en unos 30,000 millones a 40,000 mdp (2,280 mdd y 3,052 mdd), según cálculos de parlamentarios.

El jefe de los diputados del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, dijo esta semana que se “ha puesto sobre la mesa la posibilidad de seguir manteniendo el precio del petróleo tal cual venía en el presupuesto 2013”.

México, un importante abastecedor de crudo a su socio y vecino Estados Unidos, alimenta alrededor de un cuarto de su presupuesto fiscal con los recursos generador por las exportaciones petroleras.

 

Varios ajustes

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto prevé aumentar los ingresos fiscales en el equivalente a 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB), unos 240,000 mdp (18,313 mdd) para 2014 con su iniciativa, duramente criticada por algunos sectores.

Los diputados, incluidos los del gobernante PRI, preparan varios ajustes a esa propuesta que fue considerada tibia por analistas porque no incluyó, como se tenía previsto, extender el IVA en alimentos y medicinas.

Para compensar la caída de los ingresos frente a lo que preveía la reforma, el Congreso podría además aprobar un sistema progresivo en el cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para las personas, con la idea de que paguen más los que tienen mayores percepciones.

Cuéllar y otros legisladores dijeron que se baraja la posibilidad de elevar el umbral propuesto en el proyecto para que paguen una tasa del ISR del 32% aquellos que reciben percepciones anuales por un millón de pesos, y no a partir de 500,000 pesos como se incluye en la iniciativa.

También dijo que estudian aplicar un gravamen especial a los videojuegos y a la llamada comida “chatarra”.

Los legisladores además podrían elevar más un impuesto propuesto para gravar la bebidas azucaradas, que en la iniciativa actual representa un peso por litro o bien aplicar tributos a todos aquellos productos que contienen azúcar.

Para que la reforma pueda entrar en vigencia en enero de 2014 debe ser aprobada por los diputados a más tardar el 20 de octubre y por el Senado el 31 de octubre, lo que está poniendo presión adicional a las negociaciones entre el PRI y las otras principales fuerzas políticas del país.

 

Siguientes artículos

Mexichem prevé baja en ventas en tercer trimestre
Por

La firma indicó que espera un descenso de un 4%, equivalentes a 17,050 millones de pesos, sin embargo asegura que cuenta...