Por Antonio Ocaranza Fernández*

El presidente Donald Trump ha enfrentado días difíciles durante su mandato, pero los pocos de septiembre han sido especialmente adversos. El mensaje es muy claro: Trump ya no infunde miedo y es desafiado por políticos, empresas y gobiernos extranjeros.

El entierro del senador McCain, el 2 de septiembre, congregó a personalidades que se identifican por su desconfianza y desdén hacia Trump y comparten el mismo diagnóstico del estado de la política estadounidense. En su carta de despedida McCain escribió “debilitamos nuestra grandeza … cuando nos ocultamos detrás de muros en lugar de derribarlos”, mientras que el presidente Barack Obama declaró que en Estados Unidos “el discurso público puede parecer pequeño, mezquino y desagradable. Un tráfico de insultos y farsas controversias. La política que pretende ser valiente y dura, pero de hecho nace del miedo”.

Y precisamente de miedo estuvieron los días posteriores al sepelio cuando comenzaron a salir extractos del nuevo libro de Bob Woodward titulado “Miedo: Trump en la Casa Blanca” en que se describe el “golpe de estado administrativo” de ejecutivos del gobierno que boicotean la agenda del presidente. Trump acusó a Woodward de mentir e inventar citas de funcionarios, pero dijo sentirse profundamente lastimado porque colaboradores cercanos –como su exconsejero económico Gary Cohn y el jefe adjunto de la Casa Banca, Rob Porter– ayudaron a Woodward con información. Los esfuerzos de la Casa Blanca de desprestigiar a Woodward fueron poco efectivos porque días después el New York Times publicó una opinión editorial anónima que avalaba lo descrito en el libro. El autor anónimo se identificó como un alto funcionario que forma parte de la resistencia dentro del gobierno de Trump que hace todo lo posible por evitar que el presidente tome acciones que puedan dañar a Estados Unidos y sus relaciones con países aliados. La reacción de Trump nuevamente ha sido contradictoria.

PUBLICIDAD

Los desafíos ahora se extienden más allá de la esfera política a la internacional y empresarial.

Por un lado, Canadá no se siente presionado por declaraciones de Trump para concluir la negociación del Tratado de Libre Comercio. El gobierno canadiense ha cortejado a gobernadores y legisladores de docenas de estados en la Unión Americana y confían en contar con una amplia base de apoyo para evitar que Trump deje a Canadá fuera del Tratado. De ahí que consideren extender las negociaciones hasta los últimos días de septiembre, si es necesario.

Finalmente, Trump ha sido desafiado por la empresa Nike que convirtió al quarterback Colin Kaepernick en la personalidad de su nueva campaña de publicidad para celebrar el 30 aniversario de su campaña “Just Do IT”. Trump ha criticado a Kaepernick y a los jugadores que, inspirados por él, se inician o realizan algún gesto en rechazo a la violencia contra la comunidad afroamericana cuando se escucha el himno de los Estados Unidos antes de iniciar los partidos de la NFL. Calculando el riesgo de disgustar a Trump y alienar a su base electoral, Nike está seguro de que sus ventas y la cotización de su acción no se verán afectadas. Hasta el momento los analistas, los consumidores y el mercado le está dando la razón. Otra empresa que desafió a Trump en junio pasado fue la fabricante de motocicletas Harley-Davidson que anunció su intención de invertir en una planta en Europa a pesar de que el presidente amenazó con imponerle sanciones.

Los desafíos a Trump son cada vez más constantes y variados. Como un tiburón que se desangra, Trump lucha en contra de grupos crecientemente empoderados que, dentro y fuera de su gobierno, se movilizan para bloquear iniciativas impopulares y arrebatarle el control del Congreso. Herido, aislado y acosado, el presidente da coletazos para evitar que en las elecciones del 6 de noviembre se elija un congreso de mayoría demócrata que inicie un juicio político en su contra.

*Director de Oca Reputación.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @aocaranza

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Modelos de negocios en la era de la analítica
Por

En publicidad hay un sin fin de oportunidades, por ejemplo, en el ramo de bebidas dado el uso de botellas inteligentes c...