Las alertas por el uso de vapeadores en Estados Unidos no detendrá el plan de Philip Morris International (PMI), dueña de marcas como Marlboro y Chesterfield, de vender productos alternativos al cigarro en México, como su sistema de tabaco calentado IQOS.

“Sí, el objetivo de Philip Morris International es introducir un portafolio de productos que representan una mejor opción para los hombres y mujeres adultos, que de otra manera seguirían fumando, en todos los países en los que operamos incluyendo México”, respondió la compañía a Forbes México respecto a si se mantiene la estrategia de comercializar dicho producto.

PUEDES LEER: Dueña de Marlboro, en pláticas con Cofepris para vender productos libres de humo

El pasado septiembre, Altria, empresa que cuenta con un negocio de cigarros electrónicos, que ya no se fusionará con PMI, como se tenía planeado, sin embargo, ambas empresas mantienen un acuerdo para comercializar el calentador de tabaco en Estados Unidos.

PMI, líder en la industria tabacalera, aclaró que mientras que un cigarro electrónico calienta una solución que contiene nicotina, el dispositivo que pretenden vender en México calienta el tabaco sin quemarlo.

“En ambos casos, es necesaria una regulación clara que evite el acceso de menores a estos productos y que permita el control sanitario para la seguridad de los consumidores adultos”, indicó la compañía.

El pasado abril de 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó la venta de IQOS en dicho mercado.

PMI tiene el plan de dejar la producción de cigarros en el mundo para vender sólo productos libres de humo, entre ellos este dispositivo electrónico que calienta una mezcla de tabaco sin generar combustión.

Se trata de una estrategia a largo plazo en el que trabajan más de 350 científicos en Suiza y donde se han invertido alrededor de 5,000 millones de dólares (mdd) en 10 años, tanto para la elaboración de los nuevos productos, como para la investigación y reconversión de plantas dedicadas a la fabricación de cigarros tradicionales.

Sin dar mayores detalles al respecto, la compañía informó que su plan es ofrecer a los adultos fumadores dicho dispositivo y comenzar a venderlo en el mercado mexicano lo antes posible. Aunque, la firma ya anuncia IQOS a través de internet.

La tabacalera se encuentra en pláticas con las autoridades correspondientes, entre ellas la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para comercializar sus productos libres de humo.

TAMBIÉN LEE: Este apartado del TLCAN quiere ‘jugar’ con la salud de los mexicanos

En su artículo 16 (fracción sexta), la Ley General para el Control del Tabaco en territorio mexicano sólo reconoce y acepta como producto del tabaco a los cigarrillos. Todo lo demás (marca, diseño y señal auditiva) está prohibido para su venta, distribución, exhibición, promoción y producción.

“En México, la Ley General para el Control del Tabaco fue creada pensando en los cigarros y en el daño causado por el humo, por eso, es necesario que la ley sea actualizada y el tema de productos alternativos se aborde con una perspectiva que considere la innovación y se establezca un marco regulatorio basado en evidencia, estricto e integral, para los nuevos productos”, indicó PMI en el país.

TE RECOMENDAMOS:

Selección 2018 | Philip Morris dejará de producir cigarros en todo el mundo

 

 

Siguientes artículos

barril-petróleo-coberturas
Pemex compra más gasolina china y menos de Estados Unidos
Por

La petrolera estatal también redujo sus importaciones de gasolina desde Países Bajos y Corea del Sur en 41 y 53%, respec...