La organización dijo que hasta el domingo 19 de octubre se ha registrado la muerte de 4,877 personas a causa del mortal virus y se tienen registrados al menos 9,936 casos de pacientes infectados.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

Al menos 4,877 personas murieron en el peor brote de ébola de la historia y se registraron al menos 9,936 casos de la enfermedad hasta el 19 de octubre, informó el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque la cifra real podría ser tres veces mayor.

La OMS dijo que se estima que el número real de casos podría ser mucho más alto del reportado: por un factor de 1.5 en Guinea, 2 en Sierra Leona y 2.5 en Liberia, mientras que la cifra de muertos sería de cerca del 70% de todos los casos.

Esto sugeriría una cifra de casi 15,000 personas.

Liberia ha sido el país más afectado, con 4,665 casos registrados y 2,705 muertes, seguido de Sierra Leona con 3,706 casos y 1,259 fallecidos. Guinea, donde el virus se originó, ha tenido 1,540 casos y 904 muertos.

El viernes, la OMS estimó la cifra de muertos en 300 menos, con 745 casos menos.

En la última semana, la transmisión de la enfermedad fue más intensa en Monrovia y Freetwon, mientras que la capital de Guinea Conakry reportó 18 casos confirmados, su segundo mayor nivel total semanal desde que el brote comenzó.

Aunque el ébola ha sido contenido en Nigeria y Senegal, la enfermedad se está propagando hacia Costa de Marfil tanto en Liberia como en Guinea, incluyendo el distrito guineano de Kankan, que se ubica en una importante ruta comercial con Mali. Kankan registró su primer caso la semana pasada.

Sin embargo, la OMS dijo que el distrito liberiano de Lofa había visto una tercera semana consecutiva de declive en el número de casos, que según reportes de observadores fue resultado de medidas de control de la enfermedad.

Entre los miles de casos, hay 443 trabajadores de la salud afectados, de los cuales 244 murieron. La OMS dijo que está realizando investigaciones exhaustivas para determinar por qué tantos contrajeron la enfermedad.

“Indicaciones tempranas señalan que una proporción sustancial de infecciones ocurrieron fuera del contexto de tratamiento y cuidado del ébola”, afirmó.

Un plan de la ONU para contener la epidemia, conocido como 70-70-60, involucra aislar al menos al 70% de los casos y enterrar de forma segura al menos al 70% de quienes mueran hasta el 1 de diciembre, en un plazo de 60 días desde el inicio del plan.

Se supone que esto aumentaría al 100% cuando se cumpla el plazo límite de 90 días el 1 de enero.

El número de camas en aislamiento se había incrementado sustancialmente a 1,126, pero seguía representando sólo el 25% de las 4,338 que se espera sean necesarias en 50 unidades de tratamiento del ébola. También hubo firmes compromisos de equipos médicos extranjeros para aportar profesionales a 30 unidades.

Sin esas camas en esas unidades, las familias deben cuidar a sus seres queridos en sus casas y arriesgarse a contraer la enfermedad.

La OMS también estima que se necesitan 28 laboratorios en los tres países más afectados, con 12 funcionando actualmente, y 20,000 trabajadores para mantener un registro de las personas que habían tenido contacto con pacientes con ébola y que pueden estar en riesgo.

Los tres países más afectados también necesitarán 230 equipos de manejo de cadáveres para el 1 de diciembre. Actualmente tienen 140.

 

Siguientes artículos

GoPro, la tercera cámara más buscada por consumidores
Por

En México, la venta de cámaras fotográficas GoPro ha crecido 200% entre 2013 y 2014 en la plataforma de compras y ventas...