México requiere inversiones de 5,000 a 7,000 millones de dólares (mdd) en infraestructura de transmisión eléctrica para continuar con el desarrollo de proyectos de energía renovable.

Las zonas con recursos renovables más competitivos, como Tamaulipas en materia eólica o Sonora y Chihuahua en el caso solar, han recibido el mayor volumen de inversión, declaró el CEO de Zuma Energía, Adrián Katzew.

“Desde el punto de vista económico, tiene todo el sentido energía a menor costo. Ahora necesitamos llevar esa energía a las zonas de alto consumo, si no hay inversión en transmisión eso no va a ser factible”, comentó.

Katzew dijo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha manifestado preocupaciones puntuales, particularmente un desorden de proyectos de generación que no coinciden con la disponibilidad de interconexión en el sistema de transmisión, aunque una de las causas fue la cancelación de dos proyectos de transmisión.

El gobierno priista de Enrique Peña Nieto planeó la licitación para construir dos líneas de transmisión eléctrica. La primera correría de Sonora a Baja California y la segunda de Oaxaca a Morelos. Ambas supercarreteras eléctricas proyectaban inversiones por 2,300 millones de dólares (mdd) con el fin de evacuar energía renovable de bajo costo a los consumidores.

Pero la administración de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Energía (Sener) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), cancelaron la licitación tras considerar que no existían condiciones para realizar los proyectos a principios de 2019.

Aquí más detalles: CFE cancela licitación para superautopista eléctrica

Además, el mandato presidencial para la CFE que encabeza Manuel Bartlett es generar 54% de la electricidad del país y resto corresponderá a la iniciativa privada. El director general de la compañía estatal ha criticado a las energías renovables, a las que ha calificado en múltiples ocasiones como “caras” ante su intermitencia y la necesidad de respaldo con fuentes fósiles.

Las futuras inversiones en transmisión solo tendrán sentido si contribuyen a bajar el costo del sistema eléctrico, y podría ser viable regionalizar las subastas, como propuso la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle.

El directivo dijo que la iniciativa privada puede hacer subastas regionales porque el entorno geográfico de México lo permite, pero sin esperar que el precio de los contratos sea tan competitivo como en Sonora o Tamaulipas.

“Vamos a ver precios relativamente más altos, ese es uno de los impactos de esa regionalización”, agregó el directivo de Zuma Energía.

 

Siguientes artículos

pandemia
Mezcla mexicana cae 5.3% por pandemia de coronavirus
Por

La mezcla mexicana se vendió a 25.93 dólares por cada barril desde los 27.40 dólares del día previo