Graciela Márquez Colín, titular de la Secretaria de Economía, señaló que el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) será una pieza clave para la recuperación de la inversión extranjera en el país. 

“Estamos a un mes de la entrada en vigor de un tratado modernizado en América del Norte que sigue siendo un motor importantísimo para la economía mexicana, ese ingreso de México a este nuevo tratado, impone retos, pero manda una señal clara: en tiempos con aires proteccionistas, que no inician con el Covid-19, vienen de antes, tener un acuerdo en América del Norte es una fuerza que muy pocos países pueden comparar”, señaló la funcionaria durante un foro virtual con integrantes del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNDU). 

En ese sentido, señaló que aunque la inversión extranjera en el país atraviesa por un momento de complicaciones en gran medida por las restricciones en la frontera norte del país, en particular con los estados de Texas y California, existen condiciones para que la recuperación tenga “un cause mucho más favorables que otras regiones”. 

No te pierdas: El T-MEC no bastará para atraer más inversión extranjera a México

A diferencia de la estrategia de “motor de crecimiento” del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), el T-MEC se enfocará en invertir y hacer crecer la región del sur y sureste de México, aseguró Márquez.

“No vamos a repetir el motor de crecimiento que inauguró el TLCAN, tenemos que tener esa otra mirada y ahí es donde se complementan las acciones del gobierno de México con proyectos de infraestructura, particularmente el Tren Maya y la Conexión del Istmo de Tehuantepec, programas de infraestructura de largo aliento que atraen inversión”. 

Lee también: Esperamos que el Tren Maya detone más proyectos de conectividad en el sureste: WTTC

Forbes Conecta
 

Siguientes artículos

Desplome econom
Economía, peor para la mitad de los mexicanos; 58% respalda a AMLO: encuesta
Por

Según la encuesta Buendía&Laredo, los ciudadanos creen que la recuperación económica tardará un año.