Cuando hablamos del tema de regular las drogas no falta alguno que sale con el cliché de siempre: “la solución no es regular, sino la educación”, o el otro, “es que no estamos preparados para regular, los países que lo han hecho están mejor educados”.

De acuerdo: necesitamos educar, pero a quienes debemos educar es a estos adultos prejuiciosos que no entienden los fracasos de la prohibición y los beneficios de regular.

Es un tema de sistemas complejos con efectos paradójicos, es un tema económico del mercado negro y un tema de políticas públicas de reducción de daños.

Sí, es todo un reto educar a una sociedad que se queja mucho, pero que no utiliza el pensamiento crítico. Alumnos que memorizaban, seguidores de dogmas, ciudadanos que han sido manipulados con el miedo por sus jerarquías.

PUBLICIDAD

Es toda una experiencia participar en algún debate de regulación porque nos muestra todos los obstáculos emocionales y cognitivos de una sociedad que ha llegado a preferir la guerra a la paz, el manejo de las drogas por mafias y narcopolíticos, la imposición de la DEA sobre los intereses nacionales y, en especial, la incapacidad de decir: “hagamos algo diferente, lo que estamos haciendo no funciona” o quizá algo más sencillo aún: “pongámoslo a prueba”.

Somos una sociedad muy ferviente y comunicativa, pero poco pragmática. Opinamos mucho, emprendemos poco.

¿Por qué es necesario educar?

Porque los políticos no son líderes, son seguidores de la masa y mientras la masa no entienda el tema, seguiremos entrampados entre la ignorancia de la masa y la cobardía de los políticos. ¿Han visto a algún precandidato hablar a favor de la regulación como estrategia de paz?

El Estado mexicano ha eludido su responsabilidad de educar sobre este tema tan relevante y nos ha dejado la tarea a los ciudadanos. Es un camino largo y costoso, pero menos costoso que la inseguridad y la corrupción que se derivan de esta guerra.

El 2017 será el peor año de la administración de Enrique Peña Nieto (hasta el momento) en materia de seguridad, muy parecido al 2011 de Felipe Calderón. Queda claro que lo único que vendría a reducir daños es la regulación de las drogas, pero aún somos una minoría los que lo entendemos, la masa aún no conecta Plan Mérida y guerra contra las drogas con violencia y corrupción extremas.

 

Contacto:

Twitter: @semaforodelito

Facebook: Semáforo Delictivo

Páginas web: Semáforo DelictivoSemáforo Delictivo en México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Viaja gratis y conoce gente usando tu auto
Por

Los mayores gastos al viajar en auto por carretera son los peajes, gasolina y algún antojo que tengas en el camino. Desc...