El último rescate europeo es el primero en tomar dinero directamente de los ciudadanos. Aunque es un país pequeño podría generar una gran inestabilidad en la zona. A continuación, las preguntas (y respuestas) al caso de la crisis chipriota.

 

Por Abram Brown

 

PUBLICIDAD

¿Por qué un diminuto país europeo tiene efectos descomunales? Porque lo que se inicia en Chipre, una isla diminuta de 1.1 millones de personas, pronto podría extenderse a Londres o Nueva York o Hong Kong, dejando en la miseria a muchos millones más.

Chipre vivió un grave trastorno este fin de semana luego de que su primer ministro aceptara aplicar un impuesto sobre los depósitos bancarios, condición necesaria para recibir un rescate. La perspectiva de un impuesto provocó que las masas se volcaran a los cajeros automáticos e inyectó en los observadores la preocupación de que el contagio financiero pueda extenderse por todo el continente y más allá. A continuación, una guía para entender cómo esta isla está irritando los mercados de todo el mundo.

 

¿Qué hace exactamente el impuesto?

Se trata de un impuesto único de 6.75% a todos los depósitos bancarios de menos de 100,000 euros (131,000 dólares). Los depósitos mayores a esa suma deberán pagar un impuesto de 9.9%. Si la aplicación del impuesto procede, recaudaría 5,800 de euros (mde), unos 7,600 millones de dólares (mdd) para recapitalizar a los bancos y la paliar la deuda estatal en servicios.

Ahora bien, la naturaleza exacta del impuesto aún sigue siendo objeto de debate, y el recién estrenado presidente chipriota, Nicos Anastasiades, dice que intenta cambiar la impopular medida. El Parlamento de Chipre votará el acuerdo el martes, ya que los legisladores están considerando un reducir el umbral de depósitos.

 

¿Cuán impopular es la medida en Chipre?

Es tremenda y profundamente impopular. Los chipriotas vaciaron todos los cajeros automáticos disponibles durante el fin de semana, agotando las reservas de efectivo en todo el país. El gobierno, en respuesta, suspendió las transferencias electrónicas.

 

¿Qué tan grave es el asunto?

Para recibir el rescate de 10,000 mde (13,000 mdd), Anastasiades aceptó la aplicación del impuestos. Chipre necesita urgentemente la ayuda extranjera, y las negociaciones al respecto se han desarrollado desde junio de 2012. La complejidad del paquete provocó el retraso, al igual que la oposición del predecesor de Anastasiades a la idea. El dinero, en parte, proviene de la Troika: el Fondo Monetario Internacional, La Comisión Europea y Banco Central Europeo. Pero el impuesto sobre los depósitos asegura que una buena parte provendrá también del pueblo de Chipre.

Para poner las cosas en perspectiva: Chipre está muy endeudado. Su relación deuda-PIB se disparó a 127% en el tercer trimestre de 2012, el último periodo tabulado por funcionarios de la Unión Europea. Una deuda tan elevada refleja la mala salud financiera del país. Sólo Grecia tiene un nivel más alto (al 153%). El rescate comenzaría a reducir su deuda y la devolvería debajo del nivel del 100% del PIB en un año.

Chipre se encuentra en una posición particularmente mala porque gran parte de su economía está ligada a su vecino, Grecia, quien vaya que tiene sus propios problemas monetarios. Para empeorar las cosas, Chipre es uno de los principales tenedores de bonos griegos, así que cuando el segundo paquete de rescate griego fue aprobado en 2012, provocó un agujero de 4,500 mde (5,900 mdd) en el presupuesto chipriota.

 

¿Así que el dinero de los depositantes acaba de desaparecer?

Serán compensados ​​oncon acciones bancarias. Sí, las mismas acciones de los bancos que básicamente están en quiebra en estos momentos. Además, los usuarios que hayan mantenido sus depósitos en los bancos chipriotas durante al menos dos años recibirían bonos del gobierno para compensar sus pérdidas. Chipre espera eventualmente una entrada inesperada de ingresos provenientes de sus recién descubiertos yacimientos de gas natural.

 

¿Existe algún precedente para esto?
No. Es por ello que los chipriotas están tan molestos. Este rescate es el primero en tomar dinero directamente de las billeteras de los ciudadanos.

Como miembro de la Unión Europea, a pesar de ser la nación más pequeña en términos de contribución —no sobrepasa el 0.2% del total del PIB del bloque—, Chipre aportó a los rescates de Irlanda, Portugal y Grecia, y luego, de nuevo, a Grecia. Así que es comprensible que los contribuyentes se sientan un poco traicionados por todo el asunto.

Sin embargo, Chipre es un conocido refugio para que los rusos ricos escondan su dinero, quienes guardan ahí sus rublos para tomar ventaja de los bajos impuestos corporativos y la laxa regulación financieras. Solamente en 2011, los rusos invirtieron 119,700 mdd en Chipre, casi cinco veces la producción económica total de la isla, de acuerdo con un grupo de vigilancia contra el lavado de dinero llamado Global Financial Integrity. Actualmente, los rusos tienen probablemente entre 20,000 y 25,000 mde euros (25,900 a 32,400 mdd) en los bancos chipriotas, casi una tercera parte de todos los depósitos.

Funcionarios en España e Italia, dos países de la UE económicamente inestables, rápidamente salieron a declarar a sus ciudadanos que sus depósitos no serían afectados.

 

¿Cómo afecta al resto del mundo?

Aunque no hay una incidencia inmediata en la banca internacional, si Chipre desencadena el pánico de los usuarios de banca de otros países europeos, golpeando a sus sistemas financieros, podría afectar sensiblemente a las finanzas internacionales.

 

¿El presidente fue realmente elegido a pesar de apoyar el impuesto?
Anatasiades rechazó la idea durante la campaña. Este lunes es un día feriado en Chipre, por lo que el Parlamento retrasará la votación hasta el martes.

 

¿Cómo recibieron los mercados la medida?

A los inversionistas no les cayó nada bien la noticia del renacimiento de los temores de contagio de la crisis en Europa.

Wall Street cayó 0.43%, para ubicarse en las 14,452 unidades. La Bolsa Mexicana de Valores se encuentra cerrada por feriado.

Las acciones europeas cerraron a la baja después de haber reportado máximos de varios años la semana previa. El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas perdió 0.3%, a 1,199.74 puntos.

Por su parte, las bolsas del Viejo Continente reportaron números rojos generalizados en la primera sesión de la semana: Madrid cayó -1.29%, Londres -0.49%, París -0.48%, Frankfurt -0.40, Milán -0.85%, y Zurich -0.43%.

 

Siguientes artículos

China acusa a Google por dominancia en Smartphones
Por

Google tiene demasiado control de la industria de Smartphones, denuncia el ministerio de Tecnología Chino. El país asiát...