El ex premier italiano no ha logrado hacer que los rossoneri repunten dentro de la cancha ni fuera de ella. Los ingresos del equipo se desplomaron 20% en 2015 y las perspectivas no son halagüeñas.

 

Por Mike Ozanian

El AC Milan es un activo desperdiciado.

Mientras Silvio Berlusconi juega a buscar a un inversionista que pueda financiar un equipo del calibre de la Champions League y construir un nuevo estadio, la popularidad y las finanzas de su equipo de Serie A se están erosionando rápidamente con relación a otros equipos de futbol europeos.

Según Money League, el más reciente reporte de Deloitte sobre futbol soccer, el AC Milan tuvo un crecimiento mucho menor en redes sociales que sus rivales italianos. Los likes para los rossoneri en Facebook subieron apenas 3% durante el año pasado, comparados con 31% para la Juventus y 21% para el Inter de Milan. Mientras tanto, el número de seguidores del AC Milan en Twitter creció 29% en el último año en comparación con 50% y 45% para la Juve y el Inter de Milan, respectivamente.

Desde 2011, los ingresos del AC Milan se ha reducido a 146 millones de dólares (mdd) desde los 215 mdd, a pesar de robustas nuevas ofertas de televisión nacionales e internacionales.

El comentario de Deloitte lo resume así: “El AC Milan terminó fuera del top 10 de la Money League por primera vez en la pasada edición, y durante la temporada 2014/15 el club ha caído otros dos lugares, del 12 al 14. El AC Milan fue uno de los dos clubes en la Money League en experimentar una disminución de ingresos en general, pero la caída de 50.6 millones de euros (20%) de los rossoneri fue de lejos la más grande del par. El club experimentó un desplome significativo en sus ingresos de transmisión, principalmente debido a su ausencia en la UEFA (39.7 mde en 2013/14) por primera vez desde la temporada 1998-99. Milan no logró volver a la competencia europea en 2015/16 tras una decepcionante campaña 2014/15 en la que terminó en décimo sitio en la Serie A y fue eliminado de la Copa de Italia en los cuartos de final.”

El AC Milan, actualmente en el sexto lugar en la Serie A, prestó a Stephan El Shaarawy al AS Roma esta semana con una opción de compra por 14 mdd. El tema se ha vuelto tan tristemente célebre que los fans de sus equipos rivales se burlaron del AC Milan diciendo que El Shaarawy para reducir costos.

Se esperaba que la respuesta a los problemas de Berlusconi viniera de la venta de la venta de una participación de 48% del equipo al empresario tailandés Bee Taechaubol, pero como reporté en marzo del año pasado, Taechaubol no tiene el dinero para comprar la mitad de los rossoneri. Lo más probable es el ex premier italiano esté tratando de hallar a algunos inversionistas chinos con dinero de verdad. Aún así, los juegos de Berlusconi continúan, con el acuerdo de junio, la duda de noviembre, y ahora un supuesto nuevo regreso.

Mientras eso ocurre, el AC Milan sigue rezagándose frente a sus competidores.

 

Siguientes artículos

Pemex: una peligrosa farsa
Por

El emperador está desnudo, pero se sigue paseando por las calles como si vistiera los más suntuosos ropajes. En efecto,...