Reuters. – El comediante Bill Cosby fue condenado por tres cargos de drogar y molestar a una amiga en 2004, en uno de los primeros juicios por asalto sexual de la era #MeToo.

Cosby, de 80 años enfrenta hasta 10 años de prisión por cada uno de los tres cargos de agresión indecente agravada en contra de Andrea Constand, que ahora tiene 45 años.

El comediante escucho con expresión triste cuando se leyó el veredicto del jurado de Pennsylvania. Constand estaba sentada con la cara de seria.

También puedes leer: El Nobel también es sacudido por #MeToo: académicos renuncian en protesta

PUBLICIDAD

Ex administradora del equipo de baloncesto femenino de la Universidad de Temple, alma mater de Cosby, Constand es una de las aproximadamente 50 mujeres que lo acusaron de agresión sexual.

Se cree que todas las demás acusaciones son demasiado antiguas para ser procesadas. Cosby ha dicho que cualquier encuentro sexual fue consensual.

La decisión unánime del jurado de siete hombres y cinco mujeres se produjo menos de un año después de que un jurado diferente se estancara en su primer juicio por los mismos cargos, lo que provocó que el juez declarara nulo el juicio. Los fiscales decidieron volver a intentarlo.

El primer juicio terminó justo antes de que una avalancha de acusaciones de asalto sexual y acoso contra hombres ricos y poderosos en los medios, el entretenimiento y la política originara los movimientos #MeToo y #TimesUp. Esas revelaciones de alto perfil han alentado a las mujeres en todos los ámbitos de la vida para que publiquen historias personales de abuso, en algunos casos después de años de silencio.