El surgimiento de líderes informales de opinión desvirtúa parte de las actividades que un publirrelacionista efectúa normalmente con los personajes mediáticos.

 

 

Las Relaciones Públicas como un instrumento del marketing se enfrentan ahora a un conflicto existencial debido al empalme de actividades con las redes sociales.

PUBLICIDAD

En un artículo, The New York Times publicó que la Public Relations Society of America, que es la agrupación más grande del sector, enfrenta un proceso para redefinir su tarea de manera más apropiada para el siglo XXI.

Es evidente que el Internet, los blogs y las redes sociales han transformado las relaciones entre la audiencia y los generadores de contenido. El surgimiento de líderes informales de opinión desvirtúa parte de las actividades que normalmente un publirrelacionista efectúa con los personajes mediáticos.

¿Recuerda la película Contagio con Matt Damon? Ahí se ejemplifica muy bien el fenómeno, a través del personaje caracterizado por Jude Law, quien resulta ser un bloguero que investiga a fondo el origen y cura de un virus letal en Estados Unidos. En un pasaje del film, Jude Law se enfrenta a una periodista y le grita: “Print Media is dead”, en reclamo a la forma en la que un periódico subestima el peso de un periodista independiente, quien al final del film se convierte en un contundente líder de opinión.

En mi experiencia propia con proyectos de Relaciones Públicas tuve la oportunidad de participar en programas para comunicar los beneficios funcionales de ciertos alimentos, como la avena, entre una comunidad de cardiólogos. Lo hacíamos a través de sus asociaciones, eventos, patrocinios y contenidos. Si tuviera que efectuar dicha estrategia en la actualidad, yo lo haría de otra manera, quizás incorporando acciones intensas por vía de las redes sociales y a través de líderes de opinión no mediáticos.

Una de las principales tácticas de Relaciones Públicas consiste en establecer relaciones de largo plazo con los medios, por vía generalmente de eventos, conferencias de prensa o “dossiers” informativos. Tuve en mi haber la coordinación de varias presentaciones de libros con miembros de la prensa, pero el ritmo de trabajo de los reporteros, tráfico y saturación de eventos hace que el poder de convocatoria hacia estos “happenings” sea cada vez menor. Sin embargo es de suma importancia construir relaciones de largo plazo con los medios, a través de contenidos relevantes y de valor, pero con el uso de medios sociales para hacer llegar los mensajes.

Hoy visualizamos a un ejecutivo de PR en su cuenta de Twitter exclusiva para periodistas, donde ofrece todos los accesos a contenidos de valor, y es el mismo quien recibe retroalimentación de los medios, es decir, se forja una nueva relación de largo plazo entre empresa y periodistas.

El monitoreo de los medios también adquiere mayor facilidad para que una empresa obtenga, de manera fácil y práctica, el eco de su actividad con los medios.

Otro gran reto de las Relaciones Públicas se encuentra en el costo de generar “ruido” en los medios. Uno de sus principios es la obtención de publicidad gratuita por parte de los medios a manera de noticia. Hoy en día cualquier Comunity Manager puede obtener resultados similares si oprime los botones adecuados en las redes sociales.

Pero los medios sociales y las Relaciones  Públicas no son lo mismo; se empalman, se tropiezan y en ocasiones entran en conflicto.

Debido a todo lo anterior se hace necesario un replanteamiento inmediato de los alcances para el publirrelacionista, sin dejarse confundir con los operadores de medios sociales. Ambos deben ser roles complementarios, pero hoy, a finales del 2014, no queda totalmente claro.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ageifman

Facebook: ageifmanu

Página personal: Abraham Geifman

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El poder imparable del e-commerce, ¿te unes a él?
Por

E-commerce es un espacio comercial en el que toda empresa tiene que estar o perderá una oportunidad de oro, pero hay que...