Khadem al-Qubaisi, ex director general de la firma de inversión petrolera estatal de Abu Dabi (IPIC) y ex presidente del grupo restaurantero Hakkasan, está siendo investigado por las autoridades suizas por su posible rol en una malversación de unos 1,000 millones de dólares (mdd) de un fondo gubernamental de Malasia.

De acuerdo con el Financial Times, las autoridades sospechan que al-Qubaisi, del que se desconoce hasta el momento su paradero, participó en el “fraude, lavado de dinero y actos de corrupción”.

La investigación en contra del ex jefe de IPC forma parte de los esfuerzos que las autoridades de EU, Suiza y Singapur han realizado en el último año para rastrear los activos, documentos y toda huella del dinero del fondo soberano de Malasia, del cual se estima que fueron desviados 3.5 mil mdd, a través de una compleja red de empresas fantasmas y de transacciones de bienes raíces.

PUBLICIDAD

Las demandas en contra del también ex presidente de Hakkasan, cargo al que renunció a principios de este año, señalan que recibió en 2012 una parte de los 1,000 mdd -se calcula que unos 427 mdd-, que utilizó para su beneficio personal, de acuerdo con los reportes de prensa, violando los términos de su puesto como director general de IPIC.

Cabe recordar que hace un mes, la Fiscalía de EU anunció un procedimiento judicial destinado a incautar bienes (inmuebles, joyas y obras de arte) valorados en 1,000 mdd que fueron comprados con dinero ilegal, producto de la malversación contra el gobierno de Malasia.

En ese momento, la investigación tomó relevancia cuando se dio a conocer que la película The Wolf of Wall Street habría sido financiada con recursos de ese desvio, ya que en el centro del caso se encuentra Riza Aziz, CEO de Red Granite Pictures, productora del filme protagonizado por Leonardo DiCaprio; y el hijastro de Najib Razak, primer ministro de Malasia.

Las autoridades de Estados Unidos están tratando de apoderarse de los activos, incluyendo propiedades de lujo en Nueva York y California, así como un jet Bombardier; mientras que en Suiza se ha dispuesto la confiscación de tres pinturas de Vincent van Gogh y Claude Monet que también fueron adquiridas con dinero robado del fondo malayo.

 

Siguientes artículos

Economía de Japón crece menos de lo esperado y mete presión a Abe
Por

El PIB de Japón creció sólo un 0.2% anual en el segundo trimestre, por debajo del 0.7% de los pronósticos y con una desa...