Por Fernanda Celis, María Fernanda Navarro y Arturo Solís

La noche del jueves 5 de abril, el presidente Enrique Peña Nieto emitió un mensaje con uno de los tonos más firmes empleados hasta el momento en su gobierno. En su discurso, el titular del Ejecutivo se dirigió de forma directa a su homólogo estadounidense, Donald Trump, pidiendo respeto al país y llamando a la unidad de los mexicanos.

Forbes México consultó a especialistas de diversos ámbitos para conocer su perspectiva del mensaje y sobre el posible impacto que puede tener éste en la relación bilateral, en especial en momentos en los que se negocia la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

PUBLICIDAD

El mejor discurso del sexenio

México es el principal destino de las exportaciones a Estados Unidos, solo detrás de Canadá, pero por encima de Brasil, Rusia e India juntos.

El volumen de comercio es de 500,000 millones de dólares. Un millón de dólares por minuto. Tan solo las exportaciones de Texas a México son ligeramente inferiores a las de todo Estados Unidos con China: 100,000 mdd contra 130,000 mdd. “Son casi lo mismo, es importantísimo para Estados Unidos”, asegura Antonio Ortiz Mena, vicepresidente senior para la consultora estadounidense Albright Stonebridge, y ex jefe de la oficina de asuntos económicos de la Embajada de México en Washington.

“Soy relativamente optimista ante una muy atinada, mesurada, seria y clave postura del presidente Peña Nieto. La negociación va a seguir encausada, me inquieta más el tema de EU con China”, añade Ortiz Mena.

“En el tema de comercio internacional no juegas ajedrez, más bien juegas  billar: le pegas a una bola, ésta le pega a otra y produces segundas y terceras carambolas que no anticipaste, y que terminaron donde no querías”, expone el especialista, y añadió que “Me pareció uno de los discursos más afortunados en todo el sexenio”.

Lee también: Peña condena retórica de Trump: ‘nunca vamos a negociar con miedo’

 

México no debe convertirse en rehén de Trump

La relación geográfica de México con Estados Unidos es eterna, sin embargo, el país no puede convertirse en rehén de las necesidades políticas y económicas del presidente Donald Trump, por lo cual el discurso de su homólogo Enrique Peña Nieto era necesario desde hace varios meses, un posicionamiento firme, claro y respetuoso que recupere la retórica del interés nacional, coinciden especialistas.

“Lo primero es que es un buen discurso en el sentido de que envía un mensaje claro de que se buscará el mejor interés para los mexicanos y de que la parte rectora del posicionamiento en política exterior y comercial con EU debe ser en función del interés nacional, lo cual es importante porque durante décadas se actuó mal y se descuidó el manejo de la política exterior y se subordinó a los intereses del país vecino”, comenta José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

De igual manera, De la Cruz indica que se plantea claramente que Estados Unidos debe resolver sus problemas internos, sin utilizar a México como mecanismo para ganar influencia política interna y construir posicionamientos en esta guerra comercial que se está desatando con China.

“Es bien recibido que el presidente haga saber lo que muchos mexicanos han sentido sobre esta agresión permanente por parte de Trump. Me parece catártico, pues es un mensaje de que finalmente nos defendimos”, añade Arie Ellstein, consultor político y fundador de Legix, una empresa de seguimiento legislativo.

 

¿El TLCAN está en juego?

Fernando López Macari, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), consideró que los roces diplomáticos entre ambos mandatarios no ponen en riesgo la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), toda vez que se trata de un proceso muy técnico.

“La renegociación de un tratado de libre comercio tan grande como este es un tema muy técnico, estamos hablando de 30 capítulos en el que cada uno de los conceptos tienen una implicación técnica de aranceles, efectos económicos, marcos jurídicos. No perdamos de vista que el TLCAN no es sentarse a la mesa a tomar café y ver cómo se va n a vender los productos en las tres naciones”, apuntó López Macari.

Agregó que las razones políticas no obedecen a la misma lógica de las relaciones comerciales.

Ante cualquier circunstancia, pero sobre todo en el marco de estas tenciones políticas, es importante fortalecer los lazos comerciales con otras naciones y tratar de disminuir la dependencia económica de México con Estados Unidos, apuntó.

César Buenrostro, socio líder de comercio internacional y aduanas para KPMG México, tiene otra opinión al respecto, y sostiene que, “Cualquier tensión política entre ambos países, como enviar a la Guardia Nacional a la frontera, puede llegar a repercutir sobre las relaciones diplomáticas, en particular la renegociación del TLCAN”.

El especialista estima que sí puede haber un impacto, pero ambas partes deben centrarse en la renegociación de los capítulos.

“Puede llegar a retrasarla un poco, pero se ha mostrado buena voluntad en días previos”.

Estados Unidos es el mercado más grande del mundo. Tiene el dinero suficiente para comprar, infraestructura muy desarrollada, por lo que son múltiples factores a su favor para hacer negocios con él.

Ante la guerra comercial que el gobierno estadounidense tiene con China, de mutuos aranceles, México puede volverse más competitivo y ser una alternativa viable para ambos países.

El gobierno mexicano también renegocia tratados comerciales con Brasil y Argentina. Además, la apuesta de las autoridades es la alianza del pacifico para comerciar con Chile, Colombia y Perú como alternativas para la diversificación, así como el TPP11 representa una oportunidad para entrar a otros mercados.

Buenrostro estima que la entrada a mercados sudamericanos tardaría al menos cinco años.

 

Un discurso que impacta a los presidenciables

Según especialistas en el tema, el discurso de Peña Nieto obliga a los candidatos a presidenciales a presentar una plataforma de política exterior que fortalezca al país.

“Esto obligará a que los propios candidatos ya no elaboren un discurso en el mismo sentido, sino que sus plataformas, proyectos y temas tienen que plantear por fuerza cómo reconstruir la fortaleza nacional en términos de política y comercio exterior, y de la economía internacional, porque es claro que hay una ruptura (con EU) que no se reconstruirá tan fácil”, dice de la Cruz.

“Me parece interesante que se cite a todos los candidatos porque lo hace ver como el presidente de todos los mexicanos, sin ningún favoritismo. Todos estamos unidos en torno a una postura del gobierno mexicano, nadie puede estar en contra de pedir respeto y dignidad”, indica Arie Ellstein.

Para el especialista del IDIC, es necesario fortalecer el mercado interno, pues a pesar de las relaciones comerciales con otros países, ninguna nación puede sustituir las exportaciones con Estados Unidos.

“Lo que más se tiene que tomar en serio es el mercado interno. En el exterior no hay ningún país que pueda sustituir a lo que se tiene con Estados Unidos, a quien se manda el 85% de nuestras exportaciones. Ningún país del mundo puede absorber esa cantidad. Además, la mayor parte del comercio con Estados Unidos es vía carretera, el resto de las economías más desarrolladas como Japón y la Unión Europea o China es por barco, y la infraestructura marítima con México no está en el orden mundial que lo reclama”, señala de la Cruz.

Respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la relación comercial, el experto indica que hasta el momento los vínculos comerciales con Estados Unidos no se han visto impactados de una manera dramática, pues el comercio lo hacen las empresas y el sector privado.

“Los gobiernos sólo firman acuerdos que deben estar en el marco legal y revisan en las fronteras el tránsito de la mercancía. Hasta el momento los intereses privados tienen una estrecha relación entre México y Estados Unidos y mientras eso se mantenga, los discursos políticos sí influyen, pero no determinan en el corto plazo”, agrega.

Lee también: ‘Mexicanos’, la palabra que más pronunció EPN en su mensaje a Trump

 

Respuesta tardía

La respuesta del presidente Enrique Peña Nieto ante el posicionamiento y acciones de su homólogo estadunidense, Donald Trump, es tardía y refleja que el gobierno mexicano carece de una estrategia diplomática seria y un enfoque de atención a los migrantes y la violencia que se está exacerbando en la frontera entre ambos países.

Así lo consideraron Juan Carlos Barrón y Pedro Isnardo de la Cruz, académicos de la Universidad Autónoma de México (UNAM) durante una conferencia de prensa, en la que hicieron énfasis que el gobierno mexicano no ha abordado de forma adecuada el posicionamiento de Estados Unidos.

“Son derivadas de incompetencia política gubernamental en nuestro país en las últimas décadas y como si no hubiera diagnósticos de las organizaciones y de la sociedad civil que tienen una vocación por trabajar con migrantes, como si el propio gobierno mexicano no tuviera cuadros para realizar diagnósticos la retórica sigue siendo absolutamente reduccionista”, señaló De la Cruz, integrante de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM.

De la Cruz Incluso puso en duda el pronunciamiento del mandatario federal al mencionar que no hay certeza de si se trata de un “telón de fondo para rehabilitar la presidencia de Peña Nieto ante una debilidad confesa” para atender el escenario de crisis en diversos aspectos que se han presentado en el país durante este año.

“Si ese es el guion vamos a hacer una serie de posicionamientos entre Trump y Peña para consolidad para que el gobierno mexicano ha dejado de hacer hace muchos años, consolidar la posición diplomática y política del país.”, advirtió de la Cruz académico.

En ese sentido consideraron las diferencias diplomáticas son una oportunidad para que los candidatos presidenciales establezcan una estrategia clara en materia de política exterior, atención a los migrantes de retorno, los que pasan por México para arribar a Estados Unidos y al crimen organizado.

Lee también: Así vio la prensa internacional el mensaje de Peña Nieto a Trump

 

Siguientes artículos

guardia-nacional
EU analiza enviar más de 4,000 guardias a la frontera con México
Por

La portavoz de la Casa Blanca dijo que 'un buen primer paso' es tener entre 2,000 a 4,000 elementos, pero si se consider...