Cuando escuchamos hablar de redes 5G en automático nos vienen a la mente dispositivos conectados para el Internet de las Cosas, drones, teléfonos capaces de correr y descargar videos en segundos, entre otras maravillas. Sin embargo para que esto sea posible, primero se requiere de toda una infraestructura que lo haga posible en México como el espectro o la fibra que hace posible crear estas carreteras virtuales en donde corren los datos.

Para Mónica Aspe, vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunicación Corporativa de AT&T México, esto último es fundamental, aunque reconoce que los retos que se tienen van más allá del espectro y radican en una competencia efectiva y la necesidad de más fibra.

Lee también Huawei dice que no politizará el desarrollo tecnológico ni el futuro de la 5G

“Si queremos 5G en México necesitamos más fibra. Es clarísimo, necesitamos dos cosas, espectro y fibra, pero el camino al espectro vamos mucho mejor en México, el IFT ha hecho un gran trabajo en generar una mayor disponibilidad en espectro y lo va a seguir haciendo seguramente, entonces ese ya no es el cuello de botella, el principal cuello de botella hoy para el 5G y todas estas nuevas tecnologías que dependen de la llegada del 5G es la fibra”, dijo en entrevista para Forbes México la directiva de AT&T.

Sobre el tema de espectro, reconoció la labor del IFT de Javier Juárez Mojica. Dijo que la labor del Instituto es digan de reconocerse al asignar una mayor cantidad de espectro. Hasta finales de 2014, sólo estaban disponibles 222 MHz de espectro y desde finales de 2018, después de la subasta de 2.5Ghz, hay 598.34 MHz de espectro asignado.

Acceso a la fibra del preponderante

Aspe que llegó a finales del año pasado a encabezar el área de asuntos externos de AT&T, señaló que para esto existen dos caminos: uno el que conlleva a mayor inversión en fibra de cada operador y acceso a la fibra del preponderante ya que con esto, se tendría menor duplicidad de inversión de fibra en zonas que ya cuentan y así poder inyectar recursos y despliegue en zonas que no cuentan con acceso a esta tecnología.

“Hay dos caminos: uno es la inversión de cada uno de los operadores y otro camino es el acceso a la fibra del preponderante. Y el acceso a la fibra del preponderante es muy importante porque si esto sucediera en la práctica lo que permitiría sería menor duplicidad de inversiones en fibra y eso nos liberaría recursos para poder ir a otras zonas a otros lugares a desplegar esta fibra”, detalló.

Dijo que actualmente el acceso a la fibra del preponderante no es efectiva y eso los ha llevado a poner sus inversiones en el despliegue de fibra en zonas donde ya existe fibra lo que crea duplicidad.

“Como el acceso a la fibra del preponderante no es efectiva hoy en día entonces estamos obligados a generar o a poner estas inversiones en el despliegue de fibra en rutas donde ya existe fibra, entonces es mucho mejor para el país, esto no es tema de empresas es un tema del desarrollo de este país al que todos les estamos apostando si podemos tener acceso a esa fibra que ya existe”, aseguró.

AT&T y sus 8,000 millones de dólares en inversiones

En el tema de las inversiones que ha realizado la compañía para el despliegue de infraestructura así como de adquisiciones, que se calcula en 8,000 millones de dólares, la directiva dijo que su foco siempre ha estado en invertir en lo que consideran necesario y más en el tema de fibra.

“Lo que hemos invertido en México un número aproximado de 8,000 millones de dólares, desde nuestra llegada. La mitad de esta inversión fue para la adquisición de estas dos empresas, Nextel y Iusacell y la otra mitad, una cantidad enorme, cerca de 4,000 millones de dólares lo hemos invertido en red. Es decir en infraestructura de telecomunicaciones, en despliegue. Y justamente por estas inversiones y porque invertimos en fibra, pedimos que se haga de la manera más eficiente para el país y la manera más eficiente también es generando ese acceso efectivo a la fibra del preponderante”, señaló.

Un cambio a la estructura de la industria de Telecom

Sobre cómo ve los próximos años y qué escenario espera para la industria de telecomunicaciones, Aspe dijo que ha habido beneficios los cuales han permitido que más mexicanos estén conectados a internet, sin embargo en el tema de estructura de la industria todavía existen oportunidades.

“El escenario hay que analizarlo a profundidad porque desde que empezaron estas regulaciones, la figura de la preponderancia hace cinco años, a hoy en día, hemos tenido enormes beneficios para los consumidores. Se han conectado a internet por primera vez más de 56 millones de mexicanos que antes de estas regulaciones no tenían acceso a internet. El tema es que estos beneficios para los consumidores son frágiles, porque lo que no ha cambiado es la estructura de la industria, seguimos teniendo una industria básicamente con la misma estructura que antes, justo de este inicio que nos ha llevado a estos beneficios del consumidor”, refirió.

Mónica Aspe participó en el foro Mobile 360 que organizó la GSMA, en la mesa “Conectando a la región: políticas que conviertan a 5G en una realidad en América Latina: cuáles son las reformas de los marcos de políticas y regulación necesarios para ello”, en donde compartió el espacio con Ana de Saracho, de Telefónica México, Alejandro Cantú Jimenez de América Móvil, Javier Juárez Mojica, comisionado del IFT, Vinícius Caram, de Anatel, entre otros líderes del sector.

 

Siguientes artículos

Este es el iPhone que se queda fuera de la próxima actualización de iOS
Por

El próximo update de sistema operativo del teléfono de la factoría de Cupertino, promete mejor performance y una serie d...