Elon Musk quiere fusionar la inteligencia artificial con la humana

Durante una charla de 30 minutos, el fundador de Tesla habló sobre Inteligencia Artificial, realidad simulada, videojuegos, autos autónomos y la conquista de Marte. Casual.

Elon Musk. (Foto: Reuters.)

Los humanos de hoy somos “prácticamente un cyborg, tienes parte de tu personalidad y de tu vida en línea, en tus redes sociales y tu correo electrónico”, dijo Elon Musk, emprendedor serial mejor conocido por su papel como fundador de Tesla, Space X y PayPal, sobre el escenario de la conferencia Code 2016, organizada por Re/Code.

De hecho, con la tecnología actual. “Tú tienes más poder hoy del que tenía el presidente de Estados Unidos hace 20 años”, añadió Musk al echar un vistazo hacia el futuro e imaginar un “vínculo neuronal” que conecte las capacidades naturales del cerebro humano a una inteligencia artificial.

Tras la pregunta directa de si él estaría interesado en abordar esa iniciativa, Musk dijo, “bueno, alguien tiene que hacerlo, pero si nadie lo hace quizá yo lo haría”.  El empresario añadió que él ve ese vínculo como un pequeño dispositivo que podría ser conectado al cerebro de alguna manera, “sin la necesidad de abrirte el cráneo”

Musk, que nunca está corto de declaraciones audaces, discutió el tema de la Inteligencia Artificial, ofreció detalles sobre todas sus iniciativas actuales (entre ellas Tesla, Space X y el Hyperloop), pero también ofreció algunas perspectivas interesantes sobre lo que opina de nuestra realidad.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, se le cuestionó si alguna vez ha considerado la posibilidad de que vivamos en una simulación, a lo que Musk respondió:

El argumento más sólido de que vivimos en una simulación podría ser el siguiente: Hace 40 años teníamos Pong. Eran dos rectángulos y un punto. Así eran los juegos.

Ahora, 40 años después, tenemos simulaciones fotorrealistas en 3D con millones de personas jugando al mismo tiempo y mejora cada vez más año con año. Pronto tendremos la realidad virtual, la realidad aumentada.

Si asumes cualquier mejora [en los videojuegos] para el futuro, entonces los juegos llegarán a ser indistinguibles de la realidad, incluso si ese tipo de avances se reduce a una millonésima parte de lo que son ahora. Entonces imaginemos que estamos  10,000 años en el futuro, que no son nada dentro de la escala evolutiva.

Así, teniendo en cuenta que estamos claramente en una trayectoria de tener juegos que son indistinguibles de la realidad, y esos juegos podrían ser reproducidos en cualquier decodificador o en una PC o lo que sea, y que probablemente habría miles de millones de tales equipos o setup boxes, parecería deducirse que las probabilidades de que estamos en la realidad es de una en miles de millones.

Dime lo que está mal con este argumento. ¿Hay una falla en este argumento?

 

Humanos en Marte

Musk, quien se dice inspiró al personaje de Tony Stark interpretado por Robert Downey Jr. en las cintas de Iron Man, durante su charla también dijo que su compañía planea lanzar a los primeros seres humanos a Marte en 2024, con una llegada prevista en 2025.

Sin embargo, antes de llegar a ese punto ofreció por primera vez algunas ideas acerca de lo que empresa trae entre manos, y comenzó con una breve explicación sobre mecánica orbital para definir por qué SpaceX tiene que aterrizar sus cohetes en el mar, en lugar de en tierra.

Después habló de por qué está aterrizando esos cohetes en primer lugar. Y la respuesta es simple: dinero. Aproximadamente 70% del costo del cohete corresponde a la etapa de impulso –entre 30 y 35 millones–.

“Le digo a mi equipo: imaginen que hay un montón de dinero que cae por la atmósfera, quemándose. ¿No tratarían de salvarlo?”, preguntó. “Probablemente sí.”

Musk también contestó la misma pregunta que se le hizo a Jeff Bezos ayer: ¿Qué tienen ambos en común cuando se trata de sus visiones del espacio?

“Hay algunas similitudes en las opiniones. Jeff y yo creemos que es importante para el futuro que seamos una civilización de potencias espaciales”, dijo Musk. “Ése es un futuro emocionante e inspirador.”

Hablando de los planes inmediatos de SpaceX, Musk, dijo que la compañía espera lanzar un cohete con uno de los 4 módulos que ya han puesto en marcha una carga útil en órbita y aterrizado de nuevo “a finales del verano”.

“Los módulos lucen bastante bien a pesar de que existían condiciones de reingreso muy difíciles”, dijo Musk.

Y para el final del año, el también CEO de Tesla dijo que la compañía espera hacer el primer lanzamiento de su cohete Falcon Heavy, que según la compañía será el más poderoso en el mundo por un factor de más de dos. El Falcon Heavy fue programado originalmente para ser lanzado entre 2012 y 2013, pero una serie de complicaciones (y mejoras de diseño) han motivado el retraso.

Musk señaló que el Falcon Heavy será el cohete más potente desde el Saturno V que llevó a los primeros seres humanos a la Luna. Cuando el Falcon Heavy sea lanzado, lo hará desde la misma plataforma desde la que salió el Apolo 11.

En cuanto a sus planes a largo plazo, Musk se enfocó, como siempre, en Marte. Dijo que a finales de septiembre en la IAC Conference, que estaría anunciando los planes de SpaceX para la colonización de Marte. También reiteró los planes anunciados a principios de este año por SpaceX para enviar una cápsula Dragón a Marte en 2018. Añadió que después de esa misión, la compañía planea enviar carga a Marte en cada oportunidad orbital. Esas oportunidades llegan aproximadamente cada 26 meses.

Además, anunció que la compañía espera enviar a los primeros seres humanos a Marte en 2024, los que se espera lleguen al planeta Rojo en 2025. A pesar de que admitió que “existen algunas incertidumbres asociadas” con ese plan.

Más tarde durante la sesión de preguntas y respuestas, Musk detalló su visión sobre Marte. Suponiendo que SpaceX tenga éxito al lanzar a humanos a Marte, se abrirían “grandes oportunidades empresariales”, dijo. Esas oportunidades oscilarían entre “la primera refinería de hierro hasta la primera pizzería”.

“Tal como Union Pacific conectó Asia con la costa oeste de América aunque nadie vivía en California, lo que SpaceX intenta hacer es establecer un entorno para que los empresarios en Marte que florezcan”, dijo.

Con información de Alex Knapp.