Absolut Elyx redefine por completo el concepto del vodka de lujo, para enaltecer la experiencia sensorial y cualidades de la bebida.

Decir que un vodka es 100% artesanal, hecho a mano a partir de trigo de una sola región y sin un sólo proceso computarizado, no es poca cosa. En medio de un auge de vodkas premium que sólo se enfocan en la imagen y colocan al líquido en segundo plano, Absolut crea una sustancia ultra premium con personalidad y precisión para redefinir por completo el concepto del vodka de lujo, donde se prioriza la calidad y experiencia de la bebida antes que la imagen de su botella.

Destilado a la vieja usanza

PUBLICIDAD

El proceso de destilación de Elyx se realiza en un alambique de cobre que data de los años 20, en el que todo su ciclo de producción es conducido meticulosamente por Krister Asplund, master distiller de Absolut. Su trabajo (único en el mundo del vodka) es parecido al de un alquimista, y del que obtiene ese sabor sedoso y puro de la bebida. Precisamente, el nombre Elyx hace referencia a ese líquido especial y a su sensación: un elíxir de sabor.

La perfección se aprecia en cada detalle y es que solo unas cuantas personas tienen las habilidades y conocimientos para operar el antiguo alambique de cobre, en el que cada manija, perilla y palanca son ajustadas manualmente. Crear un vodka de esta manera consume mucho tiempo, pero cuando se degusta Elyx, inmediatamente se aprecia que todo el esfuerzo invertido bien vale la pena.

 

VASOWEB

Un vaso elaborado en México de forma exclusiva para Elyx 

El cobre está en el origen y corazón de Elyx y llegar a México le abrió un mundo de posibilidades: un país que se ha caracterizado por su trabajo artesanal durante siglos, diferente en cada región, tanto así que tiene un pueblo que se dedica 100% a este metal: Santa Clara del Cobre, en el estado de Michoacán.

Beber Elyx en un vaso de cobre cambia completamente la experiencia, pues el líquido se reconecta con su origen, por lo que la idea de crear una pieza junto con los artesanos de Santa Clara del Cobre para degustar este vodka fue ideal. Elyx invitó al diseñador industrial Rodrigo Noriega para crear en conjunto con una familia de artesanos de este Pueblo Mágico un vaso contemporáneo, 100% artesanal y perfecto para coctelería.

Fotos: Absolut Elyx

Fotos: Absolut Elyx

Del cobre nace la inspiración

Rodrigo Noriega diseñó un vaso inspirado en la geometría de la botella de Elyx, y el resultado de sus formas se plasman desde la base de esta pieza, pasando por el cuerpo y la boca circular del vaso. El diseñador trabajó de la mano de los artesanos de Cobre el Portón, uno de los talleres más importantes de Santa Clara del Cobre, abierto desde 1900. El acabado del vaso es mate, al igual que la tapa de la botella y tiene la textura característica del martillado de la artesanía local. Cada pieza es única y se hará una producción limitada de sólo 250 unidades.

“Para crear este nuevo vaso tomamos como inspiración las formas geométricas de la botella, sumándole las formas orgánicas de los materiales con los que está hecha esta bebida, dando como resultado una nueva propuesta innovadora y vanguardista”, relató Rodrigo Noriega.

El embajador global de Elyx, Jack Hubbard, viajó desde Suecia para visitar Santa Clara del Cobre y formar parte del proceso de creación de este vaso artesanal. Al respecto, comentó: “Estoy impresionado por el trabajo artesanal que vi en Santa Clara del Cobre. Pocos países en el mundo tienen tanta artesanía como México y esto es algo inspirador para nosotros, porque es el corazón de nuestros valores. Nunca imaginé que pudiera existir un pueblo dedicado al cobre y en México es una realidad. Este vaso es increíblemente especial para servir Elyx en las rocas”.

 

 

 

 

 

Siguientes artículos

Cumbres diplomáticas, ¿sólo buenas intenciones?
Por

La evolución que ha sufrido la economía global  ha hecho que cumbres como el Foro Económico Mundial, el G-8 y G-20, obed...