El FMI recomendó a las naciones emergentes que estos tienen que abordar principalmente los problemas estructurales subyacentes, que son muy variados entre los países.

 

El crecimiento económico es el mayor ‘tónico’ para generar más empleos. Esta relación es bastante fuerte en la mayoría de las naciones más industrializadas, pero en naciones en vías de desarrollo, el nexo entre estos dos factores es mucho más débil, indicó una investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En cuanto a las naciones emergentes, el documento del FMI sostiene que hay una percepción generalizada  de que el desempleo refleja profundos problemas estructurales que no se pueden resolver simplemente a través de un mayor crecimiento.

PUBLICIDAD

El documento, realizado por los investigadores del FMI Davide Furceri y Prakash Loungani, concluye que la relación entre el crecimiento y el empleo se mantiene bien en una serie de economías emergentes.

El FMI sostuvo que entre las economías avanzadas, en promedio, el desempleo se reduce en un tercio de un punto porcentual por cada 1% adicional de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) real. En el caso de las economías emergentes, en promedio un  punto porcentual adicional de crecimiento de la producción reduce la tasa de desempleo en 0.25%.

Sobre las líneas a seguir por parte de las naciones avanzadas, los especialistas del FMI puntualizaron que la política monetaria debería seguir apoyando la recuperación de la demanda y estos deben mantener el ajuste fiscal.

La investigación arrojó que los mercados emergentes están mostrando desaceleración en sus tasas de crecimiento previo a la crisis, por lo que el FMI recomendó que estos tienen que abordar principalmente los problemas estructurales subyacentes, que son muy variados entre los países, a partir de la eliminación de los cuellos de botella en el sector de la energía a las reformas en los mercados laborales y de productos.

“Nuestra investigación sugiere que el crecimiento puede ayudar a la creación de empleo, aunque la medida en que puede hacerlo varía en los mercados emergentes, tal como lo hace para las economías avanzadas. De este modo, mientras que el crecimiento no es una panacea, es una parte esencial de la cura para el desempleo”, expusieron Furceri y  Loungani.

 

Siguientes artículos

Banco Mundial prevé menor impacto económico en África por ébola
Por

Francisco Ferreira, economista en jefe en el continente, dijo el impacto se ha reducido gracias a la contención en algun...