Quien haya empezado un negocio de cero, o no tan cero, seguramente se ha encontrado alguna vez quemándose las neuronas en un café, computadora en mano y WiFi modo abierto, realizando estudios de mercado. En estas exploraciones, los emprendedores consumen diccionarios enteros de palabras clave y hashtags para preguntarle a Google, Facebook, Printerest y sus colegas cómo está el terreno, dónde hay tierra fértil y si ésta ya tiene dueño.

Qué fácil sería tener adelante un experto de los negocios mexicanos, que conoce qué hay, que no hay y qué hace falta, para preguntarle hacia dónde dirigir los esfuerzos.

Forbes México tuvo esta oportunidad durante la presentación de la tercera temporada del programa de Canal Sony “Shark Tank: Negociando con Tiburones” y estos son los sectores que, según los inversionistas que forman el elenco del reality, son las nuevas minas por explotar en México:

PUBLICIDAD

El paso por el programa ha acercado a estos grandes empresarios al día a día de los emprendedores. Arturo Elías Ayub, por ejemplo, se quejó de la falta de educación financiera de muchos recién llegados al mundo de los negocios: “Hay emprendedores que no saben leer un balance, no puede ser que crees una empresa sin saber eso”, comentó.

En la falta de preparación coincidió Luis Harvey, quién lamentó que en muchos casos faltaba una labor de investigación de la competencia y los riesgos, y de tener planes alternativos listos por si las cosas fallan.

Pero si bien estas carencias existen y son frecuentes, Patricia Armendáriz consideró que lo fundamental es que quien quiera dedicarse a los negocios o montar su propia empresa sepa qué quiere y cuál es su mercado.

Los empresarios pueden hoy ser autodidactas para complementar su formación con conocimientos financieros y contables: “Hay libros electrónicos, seminarios y cursos en línea que te permiten tener una preparación en un tema concreto al nivel de las mejores universidades en seis meses”, afirmó Rodrigo Herrera.

Otra alternativa que sugirió Marcus Dantus fue la integración de perfiles multidisciplinares en la empresa: “El problema es que se meten tres ingenieros mecatrónicos a formar una empresa sin que ninguno sepa de finanzas, necesitan meter gente en el equipo que complemente sus conocimientos”, afirmó.

Quisimos poner a prueba el nivel formativo de los tiburones de la televisión mexicana, así que les pedimos un discurso para vendernos la tercera temporada de “Shark Tank”. Veamos si te convencieron:

También te puede interesar: Los tiburones salen de nuevo a cazar negocios: Vuelve Shark Tank México

 

Siguientes artículos

Microinfluencers: las estrellas nacientes de las redes para las marcas
Por

Los influenciadores a pequeña escala ganan relevancia en el influencer marketing por sus opiniones incondicionadas y aud...