Tres ventajas y tres desafíos que debe considerar México para convertirse en un motor de emprendimiento en Latinoamérica.

 

 

El ecosistema emprendedor de alto impacto en México comenzó aproximadamente hace 15 años; podríamos decir que es un ecosistema en plena adolecencia. Y, como en la vida misma, los primeros años son de aprendizaje en cuestiones básicas que más tarde aprovecharemos.

PUBLICIDAD

Tomando en cuenta el estado actual de nuestro ecosistema, en combinación con la situación nacional e internacional, me parece interesante considerar tres ventajas y tres desafíos que tiene México para convertirse en un motor de emprendimiento en América Latina.

 

Ventajas

1. ROMPIENDO PARADIGMAS. Es tema recurrente de conversación en México la falta de un gran caso de éxito en nuestro ecosistema emprendedor. Tradicionalmente se ha pensado que para echar a andar un negocio, aún más un fondo de cualquier tipo, es indispensable tener más de 40 años, relaciones y capital financiero familiar; sumado a eso se requiere una gran experiencia en finanzas y, de ser posible, un MBA bajo el brazo. Sin embargo, y más allá de no contar con home runs económicos, hay casos exitosos que desmienten esas creencias, por lo que han logrado a la fecha y por lo que pueden llegar a ser.

Por ejemplo, 500 Startups –Mexico City– es un caso adecuado para observar el cambio de paradigmas que está ocurriendo en México. (500 Startups es una incubadora y un fondo semilla con operaciones globales fundada en 2010 por Dave McClure.) Tanto Dave McClure como posteriormente el equipo en México: César Salazar, Santiago Zavala y recientemente Juan López Salaberry, han demostrado que todos esos paradigmas son más bien en realidad prejuicios. Y que ellos, a pesar de no haber cumplido con esos prejuicios, han logrado en los últimos años convertirse en un éxito en potencia, gracias al talento propio y confirmando el evidente potencial que tiene México; el mismo que hace tres años descubrió Dave McClure al visitar nuestro país. 500 Startups –Mexico City– ha logrado identificar oportunidades propias, crear elementos económicos para apoyar a sus empresas, así como desarrollarlas y potenciarlas. Son un claro ejemplo del emprendedor que va y logra las cosas, sin esperar apoyos, cambios externos o situaciones especiales.

QUÉ FALTA: Ver más fondos e incubadoras con estrategias claras de mediano y largo plazo.

 

2. COMUNIDADES EN DESARROLLO. No cabe duda, cualquier emprendedor nacional o extranjero que visite la Ciudad de México, Monterrey o Guadalajara, y vea lo que está sucediendo en cuestión de emprendimiento, quedará gratamente sorprendido. México se ha convertido en una pieza clave para organizaciones de emprendimiento global como Startup Weekend o Startup Grind (que tengo la fortuna de dirigir en México). No es casualidad, en México tenemos talento, capital y creatividad.

QUÉ FALTA: Habría que empezar a crear nuestras propias realidades de emprendimiento y no esperar que alguien más lo haga.

 

3. PIEZAS CLAVE: INADEM, GRANDES EMPRESAS Y UNIVERSIDADES. Si bien el Inadem es perfectible, es definitivamente un work in progress. El hecho de contar con un apoyo a emprendedores como política de gobierno es agregar valor al ecosistema y sobre todo crea una herramienta estratégica, potencialmente diferenciadora.

Cada día tenemos más y más empresas importantes, interesadas en desarrollar, apoyar y potenciar emprendimientos de alto impacto. Esto sólo sucede en una pequeña cantidad de países, y en México ya está sucediendo.

Por su parte, las instituciones de educación superior, dentro de su cierta rigidez académica, ya están focalizando una cantidad interesante de recursos humanos y materiales para brindar a los estudiantes herramientas que los apoyen en su camino para construir empresas de alto impacto.

QUÉ FALTA: Diferenciar la operación de Fondos Pyme y Fondos de Empresas de Alto Impacto. Que las empresas aprovechen herramientas y servicios modernos para potenciar su desarrollo a través de adquisiciones. Que las escuelas se enfoquen en emprendedores y no en expertos en temas de emprendimiento.

 

Desafíos

1. ACOTAR EL SUEÑO DE SER EMPRENDEDOR. En los últimos años, con la bandera de emprender, han surgido sinnúmero de negocios pirámide, simposios, comunidades, talleres de emprendimiento, cursos de emprendedores, expertos en emprendimiento –que nunca han sido emprendedores–, slogans que enumeran las ventajas de emprender –como ser tu propio jefe, no tener horarios, trabajar a tu ritmo–, entre otras cosas. Creo que todo esto, salvo ciertas excepciones, resta respeto y apoyos al ecosistema emprendedor. El emprendimiento no es para todos. El químico sabe de química, así como el emprendedor exitoso sabe de emprendimiento.

 

2. AGILIZAR LOS FONDOS DE CAPITAL EMPRENDEDOR. Ésta es una situación conocida y replicada en América Latina. La gran mayoría de los fondos que invierten en startups toman demasiado tiempo en decidir y otro tanto en invertir. Esto sigue generando que los mejores proyectos continúen moviéndose en búsqueda de fondos en Estados Unidos. En resumen, es más importante la calidad que la cantidad de fondos.

 

3. DESARROLLAR CONFIANZA Y APOYO. En la reciente visita de Paul Ahlstrom a México platicamos sobre estos temas. La actitud de confianza, desde el punto de vista de la persona y el apoyo entre personas, empresas e instituciones, son elementos indispensables para impulsar el desarrollo del emprendimiento.

Concluyendo, México cuenta en materia de emprendimiento con un importante potencial, tanto en capacidades como en instituciones, que bien pueden posicionarlo como motor de emprendimiento en América Latina. Pero nos falta profesionalizar el emprendimiento; se requiere ver más fondos ayudándose a crecer, más universidades trabajando juntas, más empresas competidoras aliándose para desarrollar productos o servicios, y más integración de startups en las líneas de las grandes empresas, para acelerar y consolidar el desarrollo de un mercado interno de adquisiciones, ventas y fusiones.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @P_LASCURAIN

LinkedIn: plascurain

Página personal: Pablo Lascurain

Página web: Startup Grind

Facebook: StartupGrind

Capítulos: Monterrey / Mexico City

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Traslado de mercancías, ¿el fracaso de la industria ferroviaria?
Por

Mientras una nueva ley ferroviaria procompetencia está atorada en el Senado, los usuarios lidian con las altas tarifas d...