El gigante energético Chevron considera que México tendrá mucho espacio para la importación de gasolina y diésel, al tiempo que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador persigue la autosuficiencia energética en materia de combustibles.

“Creemos que hay espacio para producción nacional e importación de productos. Hay mucho espacio para que la producción nacional crezca, pero pensamos que en el largo plazo habrá oportunidades o necesidades de producción local y de importación”, comentó el director general de Chevron combustibles, José Parra, en entrevista con Forbes México.

Chevron también le dice adiós a la gasolina de Pemex

La compañía desembolsará 400 millones de dólares durante los próximos 15 años en la adquisición de capacidad en las terminales de almacenamiento que construye IEnova en Ensenada, Baja California y Topolobampo, Sinaloa.

En cada terminal almacenará 445,000 y 495,000 barriles respectivamente, de los cuales moverán 35,000 cada día en los primeros meses de 2021.

Los barriles de gasolina regular, premium y diésel importados vendrán de sus refinerías Richmont y El Segundo en California mediante buque-tanques hasta dichas terminales.

Además, la empresa está analizando adquirir capacidad  de almacenamiento en tres proyectos de Sonora, Baja California y la región de El Bajío, con un esquema de distribución que contemplaría el transporte vía ferrocarril y terrestre.

Oferta insuficiente

La visión de Chevron está en línea con proyecciones gubernamentales. De acuerdo con la Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2018-2032 de la Secretaría de Energía (Sener), la capacidad de refinación mexicana, a pesar de que se duplicará, seguirá siendo insuficiente para atender al mercado mexicano.

“Durante todo el periodo de estimación, las importaciones de gasolina representarán en promedio anual el 55% de la demanda interna”, pronosticó el documento.

Gráfica: Sener

La administración de López Obrador pretende rehabilitar las seis refinerías del país y construir una nueva en los próximos tres años.

“¿Y para qué vamos a rehabilitar las seis refinerías y vamos a construir una nueva refinería? Porque queremos en tres años dejar de comprar la gasolina en el extranjero y producir en México todo lo que consumimos. Esa es la nueva política”, declaró el mandatario el pasado 18 de marzo en Tula, Hidalgo.

Lee también: Sener dificultará importación de combustibles a empresas

Al preguntarle por las posibles prácticas anticompetitivas de Pemex —como subsidios cruzados entre filiales y descuentos por volumen— que pueden estar desincentivando la importación y construcción de infraestructura, advertidas por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece),  el directivo de Chevron respondió que “mientras los precios se establezcan por oferta y demanda estaremos en condiciones de competir en el mercado (mexicano)”.

Actualmente 136 estaciones de servicio operan bajo su marca. Para el cierre de 2019, la empresa prevé incorporar a sus filas 250 gasolineras en los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa y estados de El Bajío.

Fundada en 1879, la empresa que dirige Michael Wirth vale 248,100 millones de dólares (mdd). Emplea a 51,900 personas y factura 139,400 mdd anuales. Ocupa el puesto 21 de la lista Global 2000 de Forbes.

 

Siguientes artículos

Reino Unido acusa fallos de seguridad en las redes de Huawei
Por

El gobierno británico indicó que no tiene confianza en la capacidad de Huawei para arreglar los defectos.