Durante los últimos cinco años, hemos visto nuestra moneda depreciarse casi 40%. Actualmente, la compra de un dólar no baja de los 20 pesos. No son pocos los que hacen la comparación con la crisis económica de 1994, por lo que conviene hacerse la pregunta: ¿nuestra economía está pasando por una situación equivalente a la “Crisis del Tequila”? 

El precio que el mercado le está dando al peso indica que sí. Una herramienta que ha resultado muy efectiva para calcular el valor de una moneda es la tasa de paridad de compra, la cual compara el poder adquisitivo de una moneda en otro país, por ejemplo, cuántos pesos se necesitan para comprar el mismo producto en México y en Estados Unidos.

Si analizamos la relación histórica del peso y el dólar, encontramos que el mercado le está asignando al peso un precio que no habíamos visto desde el peor momento de la crisis de 1994.

Sin embargo, el valor está en los fundamentales. En gran medida, la crisis de 1994 fue causada por una política monetaria del Banco de México (Banxico) cuyo objetivo lo obligaba a mantener constante el tipo de cambio del peso frente al dólar.

PUBLICIDAD

Esto llevó a Banxico a mantener una paridad que no necesariamente se apegaba al nivel de mercado. ¿Cómo lo hacía? Comprando pesos (en muchos casos, sobrevaluados) con sus reservas internacionales. Hoy la historia es muy diferente: Banxico es una institución independiente y, el peso, la moneda emergente más intercambiada del mundo.

Además, nuestra economía es mucho más sana que en los periodos de crisis del siglo pasado. Con estos niveles de tipo de cambio es importante comparar algunos factores, como:

  • La deuda en moneda extranjera que debemos al exterior hoy representa 18% del PIB, mientras que en 1995 era del 35%.
  • Actualmente, el costo implícito de la deuda del gobierno federal (costo anual: intereses + cargos y comisiones / deuda total) representa una tasa del 5%; en 1995 era de más del 20%.
  • Las reservas internacionales de Banxico hoy alcanzan para pagar el 42% de la deuda total externa (pública y privada) y, si incluimos la línea de crédito del FMI, cubrimos el 63%; en 1995, esto sólo representaba el 9.57% de la deuda total externa.
  • El índice de morosidad en los bancos es únicamente del 2%, en comparación con el 17% de 1994, mientras que el Índice de Cobertura Bancaria, o la proporción de la cartera vencida que está cubierta por las reservas de los bancos, es del 157%, indicador que, en 1994, sólo representaba el 21%.

En estos días, nuestra economía es mucho más dependiente del comercio que el promedio mundial. Por esto, la amenaza de un shock en el comercio es la razón de este desajuste en el precio del peso mexicano. Es importante, por ello, mencionar que los mercados pueden adelantarse a ciertos sucesos, pero también equivocarse en el corto plazo. El hecho de que el peso esté subvaluado en términos de paridad de compra no es garantía de que mañana lo vayamos a ver a un nivel mucho más bajo.

Para esto, el impacto de las amenazas actuales tendría que resultar sobreestimado, y hay que tomar en cuenta el patrón histórico que indica que las monedas tardan cerca de cinco años en regresar a su valor promedio; así que será el tiempo quien nos diga si estos niveles son justificados.

Mientras tanto, todas las personas que ganamos y ahorramos en pesos tenemos la gran amenaza de que nuestro patrimonio valga menos en el tiempo, así que hay que protegerlo, para lo cual tenemos opciones, que no son el pánico o la huida hacia otras monedas que podrían estar sobrevaloradas.

La mejor protección es invertir en empresas con ventajas competitivas y sin una exposición fuerte al dólar o, mejor aún, que se beneficien de un mayor tipo de cambio. Puedes encontrar muchas de éstas en la Bolsa Mexicana de Valores, en tu propio negocio o también en otro tipo de activo productivo. Invirtamos en empresas mexicanas y, de paso, pongamos nuestro granito de arena para mejorar e impulsar nuestra economía.

 

Contacto:

Twitter: @a_legorreta / @OpcionaMX

Facebook: @opcionalacorrupcion

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Trump ‘disparará’ el precio de la plata
Por

Las políticas del presidente estadounidense harán despegar el precio de la plata, el metal que mejor se comporta en infl...