Como adultos, las finanzas personales deben de ser un tema muy importante. La cultura del ahorro, el buen manejo del dinero y la comparación son actividades que debemos de implementar para cada gasto que realizamos; pero ¿y con nuestros hijos qué pasa? ¿cómo enseñarles cómo manejar su dinero si él aún no tiene ingresos? Déjame decirte que sí los tiene, así que ayúdale a administrar mejor su dinero.

Aprovechar su dinero

Desde la primaria acostumbramos a nuestros hijos a recibir dinero que la mayoría de las veces destinan para comprar alimentos en su escuela. Aprovecha esta oportunidad para lograr que tu hijo ahorre, que use su creatividad para juntar dinero y logre establecer metas financieras.

Aconséjale que, en vez de comprar esas ricas papas en el recreo, decida ahorrar ese gasto, pues además de afectar su nutrición puede usarlo para pagar el juguete que tanto quiere.

PUBLICIDAD

¿Quieres algo? Trabaja por ello y ahorra hasta llegar a tu objetivo

Enlazando con el tema de arriba, hacer que tu hijo establezca metas financieras para comprar algo que le gusta es una buena actividad para fomentar el hábito del ahorro y la creatividad en sus gastos. Inculcar el esfuerzo y el valor de las cosas es algo que a largo plazo hará que tu hijo aprecie lo que tiene y entienda lo que cuesta comprarlo.

Apertura una cuenta de ahorro

Sonará algo apresurado, pero si logras adaptar a tu hijo a buenas prácticas financieras con instituciones financieras formales, más adelante, cuando sea mayor de edad, no se verá en problemas al querer hacer inversiones u otros movimientos bancarios pues este ambiente ya le será familiar.

Que los términos financieros no le parezcan algo raro

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) te aconseja que enseñes a tu hijo algunos conceptos básicos del mundo financiero, tales como qué es un gasto, un egreso o el ahorro. Así, poco a poco lograrás que el tema de las finanzas sea menos desconocido y logre dominar básicamente bien.

Predica con el ejemplo

Si quieres enseñar métodos de educación financiera a tu hijo, lo mejor es que primero los practiques tú. De nada servirá que tu hijo esté ahorrando dinero si te ve gastando el tuyo en cosas que no necesitas, o que no tienes el mínimo interés en invertir ni ahorrar.

Por último, te recomiendo que no temas a fomentar estas prácticas en tu hijo. Mejoremos nuestra educación financiera desde las raíces y logremos con esto que la economía del país mejore a largo plazo.

 

Contacto

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

4 pasos para fortalecer tu marca personal
Por

Un pilar crítico en las marcas personales es el de las fortalezas y diferenciadores positivos. Es importante filtrar has...