Diversos órganos y dependencias de gobierno no escatiman en gastos para la adquisición de escritorios, con precios de entre 262,000 y 555,000 pesos.

 

 

Por Emmanuel Ameth

PUBLICIDAD

 

Aun sin existir una correlación clara entre el mobiliario usado por los funcionarios mexicanos y el rendimiento en el desarrollo de sus respectivas funciones, existen diversos órganos y dependencias que no quieren arriesgarse y es por ello que no escatiman en hacer gastos que van de los 262,000 a 555,000 pesos para la adquisición de escritorios. Todos éstos, por supuesto, pagados con recursos del erario.

Quien solicitó el escritorio más costoso y que asciende a 555,000 pesos, según los registros del Programa Anual de Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios y Obra Pública (PAAASOP) para 2014 es el Centro de Investigaciones en Óptica (CIO), cuyo director general es Elder de la Rosa Cruz, funcionario que permanecerá en el cargo hasta el año 2017.

La Secretaría de Marina (Semar), que representa Vidal Francisco Soberón Sanz, detalla en el rubro de “Muebles de oficina y estantería (escritorio)” que la pieza adquirida asciende a 499,450 pesos. El almirante ha recibido por lo menos seis condecoraciones por su labor, la última como Comandante de la Legión al Mérito de los Estados Unidos y probablemente esta pieza cercana al medio millón de pesos sea merecedora de estar en la Semar a sus ojos.

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional, cuyo director es Eugenio Ímaz Gispert, procura también tener un área de trabajo de lo más lujosa. Tan sólo para dos de sus ‘mandos medios’, PAAASOP destaca la intención de adquirir dos escritorios de hasta 493,500 pesos cada uno. Recuérdese que en el órgano de espionaje e infiltración electoral hay 39 ‘altos mandos’ cuya percepción salarial es promediada entre 1.9 y 2.4 millones de pesos al año.

El Fondo Nacional de Infraestructura no tiene estructura propia; no obstante, la Dirección de Banca de Inversión de Banobras, a cargo de Francisco Antonio González Ortiz Mena, tiene la responsabilidad de promover y gestionar los apoyos del fondo. Los señalados buscan la adquisición de un escritorio por 343,417 pesos.

Por último, el Instituto Mexicano del Petróleo, cuyo presidente del Consejo Directivo es Emilio Lozoya Austin, busca el arrendamiento de un escritorio de trabajo con una altura y un ancho de 0.75 metros, además de un frente de 1.5 metros, con una erogación de 262,028 pesos.

En este último caso, el Instituto Mexicano del Petróleo desmintió esta información, mediante una carta enviada a este medio. La carta, firmada por César Castruita Ávila, Gerente de Comunicación Social y Relaciones Públicas de la institución, dice que “el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), cuyo director general es el Dr. Vinicio Suro Pérez, erogó la cantidad referida en la nota, pero ésta se destinó al arrendamiento, no adquisición, de 60 escritorios y 70 sillas durante el periodo de marzo de 2013 a diciembre del mismo año. El costo unitario se refiere al servicio de arrendamiento de todo el mobiliario, no a un solo escritorio.

“El destino de esa infraestructura fue la de expandir las capacidades del IMP para un proyecto de ingeniería que requirió la movilización de decenas de ingenieros e ingenieras en la Ciudad de México.”

 

cuadro

 

Emmanuel Ameth es analista económico y de inteligencia de mercados.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cáncer de mama, un problema a vencer
Por

La detección temprana del cáncer de mama puede salvar la vida de una mujer. En la primera etapa de la enfermedad, 99% de...

También te puede interesar