Uno de los esfuerzos que se realizan hoy entre los países para combatir el lavado de dinero es el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT). ¿Cuál es su función? ¿Por qué es importante este organismo?

 

Existen diversas organizaciones internacionales integradas por gobiernos de distintos países que tienen como fin el prevenir y combatir la delincuencia sobre las que seguramente de muchas de ellas, estimado lector, no conocemos sus funciones específicas y mucho menos si las mismas han conseguido sus metas o resultados importantes en beneficio de los ciudadanos de los países que representan especialmente en el que vivimos.

Ante la grave problemática que representan las organizaciones criminales en los diferentes países de la región latinoamericana es importante reflexionar el sí es suficiente con los esfuerzos individuales que realizan las autoridades locales o si dichas actividades y estrategias deben ser reforzadas por otros países, sin que en ningún momento se vea comprometida la soberanía. Asimismo, es fundamental preguntarnos: ¿cuál es la forma más efectiva en que los países pueden colaborar de forma conjunta para combatir la delincuencia?

PUBLICIDAD

Por lo que respecta a esfuerzos internacionales, en el presente artículo voy a describir, estimado lector, algunas de las funciones de una organización intergubernamental que es de gran importancia para para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, y que en la actualidad es presidida por México a través de la representación del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Alberto Bazbaz. Dicha organización es el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT).

De acuerdo a su portal, “GAFILAT es una organización intergubernamental de base regional que agrupa a 16 países de América del Sur, Centroamérica y América de Norte para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, a través del compromiso de mejora continua de las políticas nacionales contra ambos temas y la profundización en los distintos mecanismos de cooperación entre los países miembros”.

Se creó formalmente el 8 de diciembre de 2000 en Cartagena de Indias, Colombia, mediante la firma del Memorando de Entendimiento constitutivo del grupo por los representantes de los gobiernos de nueve países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. Posteriormente se incorporaron como miembros plenos México (2006), Costa Rica y Panamá (2010)”. Actualmente, son miembros, además de los países aquí mencionados, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua.

Considero que el periodo 2015 que está iniciando bajo la presidencia de México es una magnífica oportunidad para continuar en la región con la importante labor que realiza GAFILAT sobre la implementación de las 40 recomendaciones en materia de prevención de lavado de dinero, financiamiento al terrorismo, así como de la proliferación de armas de destrucción masiva. Lo anterior podría fortalecerse a través de la homologación de estándares que deban plasmarse en leyes locales, toda vez que en algunos casos existen interpretaciones diversas sobre el alcance de las recomendaciones que se trasladan a ordenamientos legales locales, situación que tiene como efecto que al ser regulaciones confusas traen como consecuencia el que dificulte a los sujetos obligados su cumplimiento y a los supervisores llevar a cabo dicha función de forma efectiva.

Otro aspecto relevante es el continuar trabajando en la capacitación de jueces, fiscales, policías, supervisores, unidades de inteligencia financiera y sujetos obligados que traiga como resultado en la región, entre otros aspectos, un mayor número de sentencias condenatorias por lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. El trabajo de todos los actores que participan en la prevención, combate y juzgamiento de dichos delitos debe contar con niveles similares de profesionalización. ¿Será el caso en la actualidad?

La función que realiza GAFILAT en la región es prioritaria para prevenir y combatir delitos como el lavado de dinero, que tanto afectan a los países en sus sectores financieros y su economía formal, entre otros aspectos. Mucha suerte a México en su gestión durante 2015. Lyndon Johnson dijo: “No hay problema que no podamos resolver juntos, y muy pocos que podamos resolver por nosotros mismos”. ¿Qué opinas, estimado lector?

 

Contacto:

www.garciagibson-consultores.com

[email protected]

Twitter: Garcia Gibson

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Actividad manufacturera global avanza lento en enero
Por

Aunque de forma modesta, la actividad manufacturera global se subió en enero, debido a que las fábricas redujeron los pr...