Reuters. – Estados Unidos está más que duplicando la cantidad de solicitantes de asilo que regresa a México y agregando grupos como los cubanos, profundizando una política para hacer que los migrantes esperen el avance de sus casos al sur de la frontera, dijeron funcionarios de ambos países.

La política, conocida como Protocolos de Protección al Migrante (MPP), se está aplicando a todos los solicitantes de asilo de habla hispana, excepto mexicanos, en tres cruces fronterizos entre México y Estados Unidos, dijo un funcionario estadounidense familiarizado con el programa que pidió no ser identificado.

El Gobierno del presidente Donald Trump planea expandir el programa en la frontera para que sea un elemento disuasorio para los solicitantes de asilo, tras un aumento de las familias de migrantes que llegan desde América Central.

Un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que el gobierno estudia crear tribunales de inmigración temporales en la frontera para procesar las repatriaciones a través del MPP.

La expansión del MPP se da tras el acuerdo de México a principios de este mes para recibir miles de migrantes más bajo el programa. Hasta el 19 de junio, 13.987 personas habían sido devueltas a México bajo el MPP, de acuerdo a autoridades de ese país.

En sus primeros meses, la política se aplicó principalmente a los migrantes centroamericanos, pero a partir del lunes, Estados Unidos comenzó a aplicarla a quienes hablan español, incluidos los cubanos, dijo Rogelio Pinal, un funcionario municipal en Juárez, México.

Te recomendamos: 

Seguro Popular afilia a 1,644 migrantes en Tabasco

 

Siguientes artículos

Seguro Popular afilia a 1,644 migrantes en Tabasco
Por

Pese a que la administración actual ha dicho que se eliminaría esta institución, ahora otorga servicio a los migrantes c...