Los policías federales que no deseen ir a la Guardia Nacional, o no cumpla los requisitos para su transferencia, tienen como opción ir a otras áreas del gobierno dedicadas a la seguridad o custodia, afirmó el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo.

En cualquier caso, aseguró, ningún elemento será despedido.

En respuesta a las protestas de policías federales afuera del Centro de Mando de la corporación y con bloqueos viales en la Ciudad de México, el funcionario aseveró que el movimiento no tiene razón de ser, pues los derechos laborales de los efectivos serán respetados.

Aunque acusó que hay personas que, de forma oportunista y con intereses ajenos, están instigando a los policías, Durazo admitió que hay inquietudes legítimas de los elementos.

Lee también: Durazo: detrás de protestas de policías federales hay beneficiados de la corrupción

Ante esto, agregó, se creará una unidad de transición, con una oficina en cada centro de trabajo, para que atienda las inquietudes de cada elemento.

En caso de que los elementos no deseen o no acrediten su traspaso a la Guardia Nacional, indicó el secretario, tendrán como alternativa su transferencia a alguno de los siguientes organismo del gobierno:

  • Servicio de Protección Federal
  • Sistema Penitenciario
  • Administración General de Aduanas
  • Instituto Nacional de Migración
  • Comisión Nacional Antisecuestros
  • Unidad de Medidas Cautelares
  • Protección Civil
  • Dirección General de Seguridad Privada
  • Comisión Nacional de Búsqueda
  • Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados

Durazo mencionó que la opción preferente es el Servicio de Protección Federal (SPF), órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad que ofrece a privados y al mismo gobierno contratar un servicio de seguridad.

Actualmente, añadió, el gobierno federal tiene contratados 39,107 policías privados para el resguardo de instalaciones no estratégicas y desea consolidar el SPF para ya no recurrir a empresas particulares.

“Está programado el relevo de este personal privado por personal del Servicio de Protección Federal, razón por la cual requerimos a personal de la Policía Federal ya capacitado”, refirió el secretario.

Entrada a la Guardia

El secretario de Seguridad reiteró que a quienes deseen pasar a la Guardia Nacional se le respetará su nivel salarial y prestaciones, incluido el seguro de gastos médicos mayores y el seguro de vida institucional.

No obstante, fue tajante al mencionar que no se modificarán de ninguna forma los requisitos de acceso a la Guardia, como han demandado los policías inconformes, quienes buscan evitar que la Secretaría de la Defensa Nacional los evalúe para su transferencia.

Si queremos estándares internacionales, los requisitos deben ser rigurosos, sentenció Durazo.

Por otro lado, el funcionario insistió en que ya no tendrá justificación el bono que recibían los policías federales cuando eran desplegados a otras áreas del país, pues la Guardia Nacional no va a trabajar por operativos, sino un despliegue permanente que tendrá fijos a sus elementos.

“Los elementos de la Guardia Nacional van a tener una adscripción permanente, de tal manera que junto a su proyecto de vida profesional puedan realizar también un proyecto de vida personal”, comentó.

Por último, para los efectivos que no deseen ninguna de las opciones anteriores, el gobierno podría promover un programa de retiro voluntario, aunque éste quedará sujeto a la disponibilidad presupuestal.

No te pierdas: 

Policías federales sugieren a Calderón como representante; Durazo truena contra él

 

Siguientes artículos

SEP y Turismo anuncian tres nuevos ‘megapuentes’ vacacionales
Por

El titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco, explicó que estos tres fines de semana largos tienen el objetivo...