Los tres estudiantes de cine que se encontraban desaparecidos en Jalisco fueron asesinados y sus cuerpos disueltos en ácido, luego de que criminales los secuestraron el mes pasado tras confundirlos con miembros de un grupo rival, indicaron el lunes autoridades mexicanas.

Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años de edad; Daniel Díaz, de 20, y Marco Ávalos, también de 20, fueron vistos por última vez en el municipio de Tonalá, donde se quedaron varados cuando se descompuso el auto en el que viajaban y posteriormente fueron secuestrados por al menos seis personas, que los torturaron y asesinaron.

“Los estudiantes fueron privados de su libertad con la finalidad de dañarlos, para quitarles la vida y posteriormente sus cuerpos fueron disueltos en ácido para que no quedara rastro de ellos”, informó la Fiscalía en un mensaje a medios.

Tras la desaparición de los alumnos, diversas movilizaciones ciudadanas tuvieron lugar en la entidad para exigir el retorno de los jóvenes. El cineasta Guillermo del Toro, por medio de sus redes sociales, demandó la aclaración del caso y este martes, tras el reporte de la Fiscalía, lamentó el hecho, que calificó de aterrador.

PUBLICIDAD

El fiscal estatal Raúl Sánchez comentó ayer que los familiares de los jóvenes ya habían sido notificados y que dos personas fueron detenidas por su posible participación en el caso ocurrido el 19 de marzo.

Otra fuente de la misma institución dijo a Reuters que se están analizando más restos humanos hallados en el predio donde fueron disueltos los jóvenes, ante la posibilidad de más casos.

La Fiscalía explicó que los jóvenes fueron confundidos con integrantes de un grupo criminal rival del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que de acuerdo a autoridades estadounidenses se ha convertido en el más poderoso de México con células en varios países.

Grupos delictivos en México suelen secuestrar, torturar, descuartizar e incluso disolver en ácido a sus víctimas las que algunas veces son halladas en fosas construidas de manera clandestina.

En 2014, 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero, fueron secuestrados en Iguala y entregados por policías a un grupo criminal, un caso que sacudió al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Te recomendamos: Desaparición de los 43 de Ayotzinapa se dirigió desde EU

A pesar de las críticas de organismos internacionales, una investigación realizada por un grupo de expertos designado por la CIDH y pesquisas en México, los normalistas no han sido hallados ni se conoce con certeza el móvil del ataque.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Confidencias | Los dos anuncios en Alemania sobre México
Por

Tequila Patrón tendrá una nueva destilería; el negocio en auge de eNómina; y preocupa a los empresarios que los debates...